Hombre que agarró por la solapa a Sarkozy no irá a la cárcel

Hermann Fuster, de 32 años, tendrá que realizar un curso de buen comportamiento ciudadano durante dos días.

El hombre que agarró por la solapa de la chaqueta al presidente francés Nicolas Sarkozy en Brax en el sudoeste de Francia fue condenado este viernes a seis meses de prisión con remisión condicional de la pena, lo que le permitirá salir libre del tribunal.


La condena contempla  la obligación de seguir un tratamiento hospitalario y un cursillo de ciudadanía de dos días.


El veredicto es más clemente que los tres meses de cárcel firme y otros seis meses con remisión condicional de la pena que pedía la acusación.


El acusado, Hermann Fuster, de 32 años, empleado municipal en el Conservatorio de Música y Danza de Agen, se sentó en el banquillo de los acusados vestido de negro, con una camiseta de motivos góticos con calaveras.


El jueves por la tarde, el individuo agarró con fuerza la chaqueta del presidente de la República por la solapa cuando éste estrechaba la mano de personas que se habían reunido para saludarlo durante una visita al sudoeste de Francia. El equipo de seguridad del presidente lo neutralizó de inmediato. Sarkozy no denunció al hombre.
 

Temas relacionados