Homosexuales se dieron el sí en Nueva York

Es el sexto estado del país en permitir los matrimonios del mismo sexo.

Con las cataratas del Niágara a sus espaldas y fuegos artificiales explotando en el cielo, Kitty Lambert, de 54 años, y Cheryle Rudd, de 53, se convirtieron en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio legal en el estado de Nueva York, pasada la medianoche del sábado.

Un total de 823 parejas de gays y lesbianas, engalanadas y radiantes, se presentaron ayer ante las Oficinas del Registro Civil del estado de Nueva York para legalizar su unión, durante el primer día de entrada en vigencia de la ley estatal que habilita este tipo de contratos.

“Ha sido una noche increíble”, dijo Lambert, en declaraciones a diversos medios locales, para luego añadir que celebraba “ser igual que cualquier otra pareja”.

Durante las semanas previas, las autoridades en Nueva York recibieron 2.661 peticiones para legalizar uniones del mismo sexo. Ante la demanda, se recurrió a un sorteo para determinar quiénes serían las primeras en hacer efectiva la nueva ley, considerada un hito en la lucha por los derechos de las minorías de género.

El matrimonio entre personas del mismo sexo tiene una consideración dispar en Estados Unidos, pues mientras en estados como Massachusetts, Nueva Hampshire, Vermont, Connecticut y Iowa, además de Washington D.C., y ahora Nueva York, están permitidos, California lo prohibió después de someterlo a referéndum en 2008.

En junio 24, luego de meses de campaña, el Senado del estado de Nueva York aprobó la ley de matrimonio de parejas del mismo sexo en una apretada votación de 33 sufragios a favor y 29 en contra. El resultado de la votación demuestra la viva polémica que existe en torno al tema. Dos funcionarios del Registro Civil en zonas rurales renunciaron, según The New York Times, por estar en desacuerdo con la nueva ley. También se realizaron protestas, por parte de organizaciones conservadoras como la Organización Nacional por el Matrimonio.

últimas noticias