Hospitales públicos, en la mira de los delincuentes

Seis hombres armados ingresaron al hospital Rafael Uribe Uribe e hirieron a un celador.

A la sede administrativa del Hospital Rafael Uribe Uribe, ubicado en la carrera 13 #26ª -34, en el sur de la ciudad, ingresaron en las seis delincuentes que lograron someter de forma violenta al personal de vigilancia de la sede hospitalaria.

Durante el acto delictivo los individuos intimidaron a los pacientes que esperaban ser atendidos dentro de los cuales se encontraban mujeres embarazadas, niños y adultos mayores.

Según las directivas del hospital, la respuesta del personal de vigilancia y la reacción oportuna de las autoridades evitaron una situación peor. Sin embargo, un celador está herido y en cuidado médico.

Las autoridades tratan de establecer con qué fin ingresaron los hombres armados a la institución médica.

Otro hecho similar se presentó en la madrugada del pasado domingo cuando el Centro de Atención Médica Inmediata (Cami Chircales) fue violentado por personas inescrupulosas causando daños en la infraestructura y amenazando al personal que prestaba los servicios en ese lugar.

Como medida de urgencia se le ha solicitado a las autoridades, asignar agentes policiales que refuercen la seguridad en las diferentes sedes del Hospital.

El Hospital Rafael Uribe Uribe resalta que su principal interés es el de velar por la vida y la salud de la comunidad, y que al ser un ente público no guarda en sus instalaciones sumas de dinero o artículos de valor.