Humala, ¿un riesgo para Colombia?

Analistas evalúan cómo se desarrollaría la política exterior de Perú con el cambio de mandatario.

Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Perú son un ejemplo de amistad y cooperación para los países de América Latina. Esta fue la descripción que el presidente Juan Manuel Santos hizo pública en su visita a Lima, en julio del año pasado, a pocos días de su investidura.

Santos era mandatario electo, pero los excelentes términos en los que se ha desarrollado la diplomacia a lo largo de los últimos años y los últimos gobiernos parecían suficientes para sustentar la afirmación: entre 2001 y 2008 el comercio bilateral creció 250% y al sol de hoy, que es casi el mismo de entonces, el intercambio comercial bordea la cifra de los US$1.600 millones, de los que cerca del 60% corresponden a exportaciones colombianas.

Cuando Santos visitó Lima, al mandatario peruano, Alan García, le restaba poco más de un año para abandonar la presidencia. Ahora, después de las elecciones del domingo pasado su salida es inminente, para su reemplazo figuran dos nombres que se medirán en las urnas el próximo 5 de junio: Ollanta Humala y Keiko Fujimori. ¿La eventual victoria de alguno de ellos podría cambiar el curso de las relaciones entre Colombia y Perú?

El excanciller colombiano Augusto Ramírez Ocampo considera que es prematuro emitir un juicio al respecto, pero anticipa que sea quien fuera el ganador prevalecerían los buenos términos: “En la posición colombiana actual no tenemos más que amigos en todo el hemisferio, así que se podría coexistir con cualquier gobierno”.

Desde el punto de vista comercial, quiza el escenario pueda cambiar un poco. Si el ganador de las elecciones fuera Humala, de quien es sabido promueve una revisión a la economía liberal basada en un carácter nacionalista de protección frente al libre mercado, quizá se muestre en contra de iniciativas como el TLC con Estados Unidos y revise el papel de Perú en la Comunidad Andina de Naciones (CAN). “Me gustaría saber qué opina Ollanta Humala de la propuesta de Alan García de conformar un bloque regional con Colombia, México, Ecuador, Panamá y Chile para el libre comercio con Asia a través del Pacífico. Es posible que iniciativas como ésas no estén entre sus planes”, comenta Ramírez Ocampo.

Algo similar opina el analista peruano Fernando Rospigliosi. “Si bien es cierto que en esta campaña Humala ha mostrado un discurso mucho más moderado que en las elecciones de 2006, es sabido que su afinidad está con mandatarios como Hugo Chávez y Evo Morales, por lo que es predecible un acercamiento con los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua en la región”.

Las eventuales aproximaciones peruanas con otros países  variarián el orden de prioridades diplomáticas de Perú, asevera el internacionalista Enrique Serrano, quien ve un posible distanciamiento con Chile y Colombia por la cercanía de los gobiernos con Estados Unidos. Los tres expertos coinciden en que los cambios vendrían con Humala, porque es predecible que Keiko Fujimori continúe por el camino labrado por Alan García.

últimas noticias