Humberto 'El Gato' Rodríguez: 'Me enoja la falsedad'

Este sábado en la noche se estrena como presentador de 'Sábados Felices'.

¿Qué lo motivó a dar el sí como presentador de ‘Sábados Felices’?

La trayectoria, su tradición de casi 40 años y el reto de ser parte del programa más importante de humor de la televisión colombiana. Además, llevar el sello de la risa a un país que lo necesita tanto.

¿Qué lo hace reír?

No sólo el humor inteligente y el humor negro. Me entretiene la vida en general, desde que nacieron mis hijas veo el mundo distinto.

¿Con su llegada cambiará en algo el formato del programa?

No. La columna vertebral de Sábados Felices es su grupo sólido y unido de humoristas y eso no va a cambiar. Solamente soy un hilo conductor.

¿Cuál es el ‘Sábados Felices’ que tiene en la memoria?

El de Alfonso Lizarazo y la campaña ‘Lleva una escuelita en tu corazón’. Fue importante saber que se podía ayudar a través del humor.

¿Cuál es su personaje preferido del programa?

Siempre me gustó Álvaro Lemmon, con su guitarra y su Hombre caimán.

Un recuerdo familiar junto a ‘Sábados Felices’.

Reunirnos cada fin de semana en torno al programa en el cuarto de mis papás o en la sala.

La cuña que más le haya gustado hacer.

‘Brisa, la marca del agua pura’.

¿Cómo cuida su voz?

No fumar y no tomar bebidas frías.

¿Qué hay que aprenderle a la radio estadounidense?

Admiro su organización y también la tecnología de sus estudios, pero no tenemos nada que envidiarle.

¿Qué tiene que aprender esa radio de la colombiana?

La pasión que les impregnamos a los medios.

¿Qué lo atrapa de la poesía?

Siempre ha estado muy presente en mi vida, así como la música. Me atrapa la capacidad de reflejar sentimientos.

¿Cuál es su poeta latinoamericano preferido?

El mexicano Jaime Sabines y los colombianos Rafael Pombo, Darío Jaramillo, María Mercedes Carranza y Jairo Aníbal Niño... Me quedo con él, un hombre grande y sencillo que siempre me ha parecido increíble.

¿Qué otro arte le gusta?

El teatro musical me fascina, es una de mis grandes pasiones.

¿En qué terminó su programa radial en EE.UU., donde descubría infidelidades?

Era un segmento dentro del programa que sigo haciendo en Miami y que terminamos por razones obvias. De hecho, desde un principio no estuve de acuerdo con la idea, porque uno tiene que defender el género y la mayoría de los que caían eran hombres (risas). No me gustó... Por suerte mi jefe comprendió que no era un espacio positivo.

Un proyecto curioso al que se haya negado.

Me llamaron a participar en el reality El Desafío y no me imaginaba haciendo esas pruebas, eso es muy duro...

El mejor medio de comunicación que se produce en Colombia.

La producción radial es excelente, hay gente muy trabajadora y disciplinada. La televisión también se hace muy bien y ahora existe un excelente cine.

Un recuerdo de sus años en Citytv.

¡Radiocity! es un recuerdo que me va a acompañar siempre... Me fui en el mejor momento del programa.

¿Qué lo enoja?

La falsedad. Me enoja profundamente la gente que no es sincera.

¿Qué lo conmueve?

Mis hijas y lo que me enseñan.

¿Con qué sueña?

Me encanta tener realidades y gozarme el presente. Sueño con hacer felices a muchas personas con mi trabajo y ver a mis hijas como mujeres realizadas.

¿Cuál es ‘La hora del gato’?

Las 24 horas del día, y ahora será a las 8:45, los sábados, en el Canal Caracol.

Temas relacionados