Hurtado sigue en Panamá

María del Pilar Hurtado, exdirectora del DAS y quien se encuentra asilada en Panamá, ahora es una fugitiva con orden de captura internacional.

El Gobierno ya solicitó a la Interpol emitir circular roja para lograr su aprehensión y traerla a Colombia para responder en la investigación que se le adelanta por las interceptaciones y los seguimientos ilegales a magistrados, políticos de oposición y periodistas.

Sin embargo, parece que el trámite no será fácil, ya que el gobierno panameño expresó públicamente que no la extraditará. De acuerdo con Ricardo Martinelli, presidente del vecino país, respetarán el asilo de Hurtado. “Se queda aquí en Panamá. Ese es problema de ellos allá. Panamá es un país que respeta las libertades y a quien se le da asilo, se queda en el país”, dijo.

Ante este pronunciamiento, Germán Vargas Lleras, ministro del Interior y de Justicia, indicó que el gobierno de Panamá tiene la autonomía para hacerlo, pero que la obligación del colombiano es proceder a darle curso a la decisión de la Fiscalía de pedir su captura. “Yo no me pronuncio sobre las decisiones del presidente Martinelli, pero estamos obligados a cumplir con la ley. Nuestra obligación es hacer el requerimiento para que esta persona, ojalá, comparezca al proceso”, indicó Vargas Lleras.

La exfuncionaria no se presentó a la audiencia de formulación de imputación, a la que estaba citada el pasado miércoles, junto con el exsecretario general de la Presidencia de la República, Bernardo Moreno.

El próximo martes los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá decidirán si dictan medida de aseguramiento contra Moreno y Hurtado.