Iglesia colombiana insistirá en Semana Santa en rechazo a adopción homosexual

"Nuestros menores tienen derecho a nacer, educarse y crecer en el seno de una familia conformada por un padre y una madre", insiste la institución.

Los sermones de la Iglesia católica colombiana durante esta Semana Santa irán dirigidos a insistir en el rechazo a que las parejas homosexuales puedan adoptar niños, según un mensaje de la Conferencia Episcopa.

Los católicos nos oponemos a que los menores de edad puedan ser confiados en adopción a parejas conformadas por personas del mismo sexo y rechazamos una eventual decisión de la Corte Constitucional en este sentido”, dice el mensaje, firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC) y arzobispo de Bogotá, monseñor Rubén Salazar.

El texto está dirigido “a los fieles católicos y ciudadanos de buena voluntad”, y reitera la posición tradicional de la Iglesia, solo dos días después de que la Corte Constitucional colombiana reconociera en sala plena el derecho de los homosexuales a heredar el patrimonio de su pareja, tras estudiar una demanda sobre el tema.

Como recuerda monseñor Salazar en su mensaje, ese alto tribunal tiene pendiente “para las próximas semanas” el estudio de otras demandas favorables al matrimonio homosexual y al derecho de las parejas del mismo sexo a adoptar niños.

No hay lugar a equívocos: nuestros menores tienen derecho a nacer, educarse y crecer en el seno de una familia conformada por un padre y una madre, de sexos biológicamente diferentes y complementarios”, argumenta Salazar en el mensaje de rechazo a la adopción por homosexuales.

Luego añade que “la adopción no es un 'derecho' de los adoptantes, sean estos homosexuales o no, sino una medida en beneficio del menor”.

Además, según el arzobispo de Bogotá, “la inmensa mayoría de los colombianos se han manifestado contrarios a la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo”.

Y “existen serios estudios avalados por la comunidad científica que ponen en evidencia dudas y reservas sobre la idoneidad de las parejas homosexuales para brindar a los menores de edad un óptimo espacio de desarrollo psicoafectivo y de integración social” , apunta.

Por último, monseñor Salazar invita a la Corte Constitucional a tener en cuenta “estos argumentos” a la hora de analizar las demandas a favor del matrimonio y la adopción por homosexuales, para tomar una decisión “plenamente conforme a los valores ciudadanos y constitucionales”.