A indagatoria Jorge Visbal

A indagatoria fue llamado el lunes por la Fiscalía el actual embajador en Perú y expresidente de la Federación Colombiana de Ganaderos entre 1991 y 2004, Jorge Visbal Martelo.

El ente investigador busca determinar si entre abril y mayo de 2004 participó en una reunión cerca a Valledupar en la que estuvieron presentes varios jefes paramilitares, supuestamente con el propósito de que las autodefensas apoyaran el proyecto de reelección presidencial de Álvaro Uribe Vélez.

Por esta misma razón, hace algunas semanas, el organismo judicial ordenó escuchar en versión libre y espontánea al exembajador en Italia y exministro del Interior, Sabas Pretelt de la Vega, quien supuestamente también estuvo en la aludida reunión en la finca La Chava, próxima a la capital del Cesar. El origen de la versión es una declaración que presentó ante Justicia y Paz en 2009 el desmovilizado del bloque Norte de las autodefensas, John Jairo Sánchez, alias Centella.

El testigo relató en su momento a la Fiscalía que tanto Sabas Pretelt como Jorge Visbal fueron recogidos cerca a Valledupar por un paramilitar conocido con el alias de 44 y que llegaron a La Chava en una camioneta de Jorge 40. Supuestamente allí los esperaban Salvatore Mancuso, el propio Jorge 40 y su lugarteniente David Hernández, alias 39. El tema de la reunión fue plantear lo conveniente que era para el proceso de paz entre el Gobierno y las autodefensas la reelección de Uribe.

En esa misma época, en el Congreso de la República comenzó a cobrar forma el trámite del acto legislativo de la reelección presidencial. Al igual que el requerimiento judicial al exministro Sabas Pretelt, la Fiscalía pretende establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió esta reunión. Mientras Pretelt ha dicho que el encuentro formó parte de las conversaciones de paz que se adelantaban en esa época, Visbal ha manifestado que acudió como miembro del Consejo Nacional de Paz.

Sin embargo, no es la primera vez que el nombre del exdirigente ganadero es mencionado en los escándalos de la parapolítica. En el llamado computador de Édgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio, otro de los secuaces de Jorge 40 , quedó registrado el archivo de una conversación entre este paramilitar y el jefe político del bloque Norte, Carlos Mario García, alias Gonzalo, donde éste último expresó que tenía que suspender el diálogo porque tenía en el teléfono a Jorge Visbal, “enviado por El Viejo”.

El propio Gonzalo, en testimonio dado a El Espectador el pasado 7 de noviembre, manifestó que la Ley de Justicia y Paz, soporte del proceso de paz entre el gobierno Uribe y las autodefensas, se realizó en estrecho contacto con los líderes políticos y el primero fue Jorge Visbal Martelo. En una diligencia judicial, Mancuso lo calificó como un colaborador del proceso, pero después sostuvo que llevaba sugerencias a las autodefensas para que hicieran presencia en zonas ganaderas.

Visbal Martelo, nacido en Corozal (Sucre) en 1952, ingresó al gremio ganadero desde 1988 y presidió la federación del ramo entre 2991 y 2004. Durante los gobiernos de Samper y Pastrana, como miembro del Consejo Nacional de Paz, hizo presencia en diálogos de paz con la guerrilla y las autodefensas. No obstante, ya en tiempos del presidente Uribe, primero se salvó de un secuestro en su finca Los Chipes, en Sincé (Sucre), y después fue blanco de un atentado en Bogotá.

En 2006 se postuló al Congreso, pero se quemó. Sin embargo, ante la muerte del senador Luis Guillermo Vélez en febrero de 2007, entró al Congreso y estuvo hasta mayo de 2009. Renunció cuando la Corte Suprema lo vinculó a la parapolítica. A finales de 2009, cuando la Corte retomó las investigaciones contra los congresistas inmersos en el escándalo, el único caso que devolvió a la Fiscalía fue el de Visbal porque los hechos no estaban relacionados con sus labores de congresista. Desde entonces esperaba noticias de la Fiscalía.