Informe da cuenta de las deficiencias para atender emergencia invernal

Según un estudio dado a conocer este viernes, la naturaleza no es la única responsable de la emergencia de millones de personas.

De acuerdo con el informe publicado este viernes en Bogotá por la agencia internacional Oxfam, denominado ¿Cómo evitar otro desastre? Lecciones de la ola invernal en Colombia, el desastre fue más humano que natural.

Oxfam, grupo de organizaciones no gubernamentales e independientes de Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Hong Kong, India, Irlanda, Italia, Japón, México, Nueva Zelanda, los países bajos, Québec y Reino Unido - que trabaja en acciones humanitarias junto a la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (Ocha) _ dio su punto de vista sobre la emergencia invernal en Colombia.

Afirma que la emergencia no fue resultado sólo de lluvias intensas e inundaciones. A su juicio, la raíz del desastre se relaciona con factores como la vulnerabilidad crónica y estructural que padecen millones de los colombianos más pobres y marginados, entre ellas mujeres rurales y comunidades afro-colombianos e indígenas.

Roxana Castellón, autora del informe, dijo que “el hecho de que hasta el 75 por ciento de las personas afectadas en La Mojana hayan sufrido anteriormente otros desastres demuestra que el desastre es más humano que natural”.

El informe se basa en dos estudios: una encuesta realizada con cerca de 800 personas damnificadas en cuatro zonas afectadas – sur del Atlántico, La Mojana (Sucre), El Bajo Atrato (Chocó), y El Bajo Sinú (Córdoba) – y un sondeo de representantes de agencias humanitarias nacionales e internacionales.

Mientras que resalta la voluntad y acciones de muchos actores gubernamentales, internacionales y privados, el informe también denuncia que el Gobierno colombiano no ha podido proteger los derechos de toda la población afectada. Afirma que la inadecuada respuesta humanitaria ha sido resultado de la falta de inversión estatal y prioridad política para fortalecer la institucionalidad del Sistema Nacional para la Prevención y Atención a Desastres.

“Es inaceptable que en cada inundación se ahoguen niños. Este último invierno dejó siete niños ahogados en el casco urbano de Riosucio (Caldas). Es hora de que el Gobierno consolide una política comprensiva nacional de gestión del riesgo y adaptación al cambio climático”, dijo Ernesto Ramirez Florez, vocero de la Asociación de Consejos Comunitarios y Organizaciones del Bajo Atrato (Ascoba), contraparte de Oxfam en Chocó.

“La ola invernal puso en evidencia deficiencias importantes de la estructura estatal de respuesta en todos los niveles, y en especial la capacidad de coordinación a nivel nacional y de gestión del riesgo en muchos municipios y departamentos,” dijo Castellón. “Es hora de convertir el fondo creado para la reconstrucción en un verdadero y permanente Fondo Nacional de Gestión del Riesgo y Adaptación al Cambio Climático”.

El informe también resalta la importancia de la participación de las personas más vulnerables a los fenómenos climáticos en la toma de decisiones acerca de prevención, preparación y respuesta. “El Gobierno debe garantizar una participación directa de la sociedad civil en la toma de decisiones, ya que en las regiones vulnerables a las inundaciones existen grupos organizados de la sociedad civil que cuentan con propuestas en temas de adaptación al cambio climático y reducción del riesgo,” dijo Castellón.

Temas relacionados