Inhabilitan por 10 años a alcalde de Bosa

La Procuraduría concluyó que Juan Carlos Castellanos había seguido ejerciendo funciones aún después de ser inhabilitado por la Contraloría.

El acalde menor de Bosa, en Bogotá, Juan Carlos Castellanos Puentes,  fue destituido e inhabilitado durante diez años en el ejercicio de funciones públicas, luego de que la Procuraduría General de la Nación hubiera dictaminado que había continuado al frente de la administración, aún después de haber sido sancionado a una inhabilidad por parte de la Contraloría General de la República.

La decisión de la Contraloría, confirmada en segunda instancia y ejecutoriada desde el 19 de julio del año anterior, lo obligaba a renunciar a su cargo y no lo hizo, sostuvo el organismo; de ahí la inhabilidad decretada en primera instancia.

El ente de control disciplinario concluyó que se trataba de una falta gravísima que el dirigente cometió a sabiendas de las consecuencias disciplinarias que para él acarrearía una actuación de esta naturaleza, es decir, que fue cometida a título de dolo.

El 28 de abril de 2010 la Contraloría de Bogotá halló responsable a Juan Carlos Castellanos por irregularidades en contratación. En ese entonces, ña Contraloría Distrital emitió un fallo con responsabilidad fiscal contra el alcalde local de Bosa, Juan Carlos Castellanos Puentes, y la Fundación Cultural Chiminigagua, en su condición de contratista.

El fallo fue confirmado por la Contraloría General de la República, al establecer irregularidades e inconsistencias en la ejecución de los contratos Nº 09, 10,14 y 16 de 2007, para el desarrollo del proyecto denominado "Organización y racionalización de eventos tradicionales, culturales y artísticos de la localidad de Bosa", en cuantía de $458.969.073.

Del análisis probatorio a los documentos aportados al proceso, se responsabilizó a la Fundación Cultural Chiminigagua, en su condición de contratista, porque se probó que no ejecutó el 100% de los contratos suscritos con el Fondo de Desarrollo Local de Bosa.

En este mismo sentido, se falló contra el alcalde de Bosa "por haber recibido a satisfacción y pagado los contratos, sin que ellos se hubiesen ejecutado en su totalidad, causando un menoscabo al patrimonio del Distrito Capital, en cuantía de $458.969.073, correspondiente al valor dejado de ejecutar", puntualizó la Contraloría.

 

Temas relacionados