Inocencio, testigo

Exdirector jurídico del IDU busca principio de oportunidad. Dice tener nuevas pruebas contra la exdirectora del IDU y el excontralor Distrital.

Inocencio Meléndez, exjefe jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), tiene en su cabeza gran parte de los procesos de contratación de obras en Bogotá y por eso es ficha clave en el caso del “carrusel de la contratación”. Ahora, de estar en condición de acusado en la investigación, está ad portas de pasar a ser considerado testigo contra sus compañeros de banquillo Liliana Pardo Gaona, exdirectora del IDU, y Miguel Ángel Moralesrussi, excontralor de Bogotá, y de paso contra otros involucrados en el escándalo.

Este cambio de situación jurídica de Meléndez se conoció en la mañana de ayer, en desarrollo de la audiencia preparatoria al juicio que se programó contra Pardo, Moralesrussi y él mismo. En la diligencia, tanto la abogada Patricia Monroy, defensora de Inocencio, como Germán Pabón Gómez, Fiscal del caso, hablaron de los acercamientos entre las partes para buscar un preacuerdo con el objetivo de obtener un principio de oportunidad.

El exjefe jurídico no llegó a esta diligencia ni a la declaración que tenía programada horas después en la Corte Suprema, en el proceso contra el senador Iván Moreno, según su abogada, por problemas de salud.

En la audiencia, el fiscal Pabón Gómez aseguró que tiene en su poder casi 20 horas de video en las que el exdirector técnico y jurídico del IDU se refiere a los hechos de corrupción por los que están acusados Moralesrussi, Pardo Gaona y él. Por este motivo, el representante del ente acusador le pidió a la jueza de conocimiento tener en cuenta las grabaciones como nuevo material probatorio en el proceso. La petición fue aceptada y por este motivo, como se anexan nuevas evidencias, fue aplazada la preparatoria hasta el próximo 13 de julio, con el fin de dar tiempo a las partes procesales de revisar las nuevas pruebas.

Esta decisión cambia el panorama para Meléndez, quien de ser uno de los procesados más comprometidos en el escándalo del carrusel, pasaría a ser una de las piezas claves en el proceso. Incluso, en caso de lograr un principio de oportunidad, tendría opciones que van desde una considerable rebaja de pena hasta la libertad.

Frente a esta situación, el abogado de Moralesrussi, Iván Cancino, aseguró que las nuevas pruebas “no lo desvelan” y que no hay nada que pueda probar que su defendido sea culpable. Por su parte, la abogada de Meléndez aseveró que el testimonio de su defendido le dará un giro a las investigaciones e inculpará a más entidades y particulares de los que hasta ahora han sido señalados. Agregó que su cliente está interesado en resolver favorablemente su situación judicial.