Inter busca olvidar la eliminación europea y acercarse a Nápoles y Milán

El equipo 'nerazzurro' visita al Parma en la fecha 33 de la Liga de Italia.

El Inter del técnico brasileño Leonardo busca en la trigésimo tercera jornada de la Primera División del campeonato italiano olvidarse de la reciente eliminación de la Liga de Campeones ante el Schalke 04 del español Raúl González y mantener sus aspiraciones al "scudetto".

El equipo "nerazzurro", que ya no podrá revalidar el título de Campeón de Europa logrado el año pasado y que actualmente es tercero con 63 puntos en la Liga italiana, lo tiene más o menos fácil para seguir metiendo presión a los dos primeros clasificados, el Milán y el Nápoles, que acumulan 68 y 65 puntos, respectivamente.

Los hombres de Leonardo, técnico que llegó el pasado diciembre para sustituir al español Rafa Benítez, han de ganar al Parma, quinto por la cola en la Liga, para poder mantenerse en la lucha por el triunfo final, a seis jornadas de que termine el campeonato italiano.

"Ahora tenemos un campeonato, una Copa de Italia. Tenemos que gestionar este momento de dificultad, también física, y volver a nuestros objetivos. Ha sido una temporada particular, con jugadores fuera durante muchos días", dijo anoche al término del encuentro con el Schalke Leonardo, en declaraciones que recoge la prensa italiana.

El diario deportivo "Corriere dello Sport" se muestra este jueves muy duro con el juego del nuevo Inter y asegura que "donde hace un año había un tesoro, ahora sólo quedan los escombros", y que hay motivos también entre los aficionados del club milanés para preocuparse por el campeonato italiano.

Mientras el Inter trata de hacer frente a sus debilidades, el Milán del italiano Massimiliano Allegri pretende este fin de semana afianzarse aún más en el liderato de la Liga y, si es posible, sacar algo de ventaja con respecto a los perseguidores.

Los "rossoneri" también tienen un compromiso en principio asequible contra el cuarto clasificado por la cola, el Sampdoria, que viene de perder un enfrentamiento directo con el Lecce, que le deja a sólo un punto de los puestos de descenso.

En el Milán los temas de conversación actualmente son básicamente dos: la sanción de tres partidos al sueco Zlatan Ibrahimovic por comportamiento incorrecto hacia un adversario y por insultar al árbitro y el interés del propietario del club, Silvio Berlusconi, en el fichaje del delantero portugués Cristiano Ronaldo, del Real Madrid.

Ibrahimovic "es un supercampeón. Esperaba que no fuera sancionado, pero estoy seguro de que volverá enseguida y nos echará la mano que siempre nos ha echado", ha dicho el brasileño Pato al canal de información del Milán.

Un traspiés le podría complicar mucho el final de temporada al equipo de Allegri, pues el Nápoles del delantero uruguayo Edinson Cavani le pisa los talones a sólo tres puntos (un partido) de distancia.

Los napolitanos son, de los tres equipos que lideran el campeonato, los que lo tienen "a priori" más complicado esta trigésimo tercera jornada, pues deberán enfrentarse al Udinese, quinto clasificado y con ganas de resarcirse de la derrota ante el Roma en casa del pasado fin de semana.

Precisamente el Roma, sexto clasificado, deberá enfrentarse al Palermo, octavo, en otro de los encuentros igualados de una jornada en la que el Lazio (cuarto con 57 puntos) se verá las caras con el Catania.

El Cesena-Bari; el Chievo-Bolonia; el Fiorentina-Juventus; el Génova-Brescia, y el Lecce-Cagliari completan la lista de partidos de la jornada.