Internauta, sin saberlo, 'tuiteó' operación contra Bin Laden

Un consultor en tecnología dio la primicia mundial del ataque que derivó en la muerte del líder de Al Qaeda.

Las redes sociales ratificaron su protagonismo como medio de información en la operación militar que terminó con la baja de Osama Bin Laden. Este lunes en la madrugada un consultor en tecnología en la ciudad paquistaní de Abbottabad se convirtió en una celebridad de internet, tras narrar en Twitter, sin saberlo, una de las operaciones militares más secretas de los últimos años: el ataque que causó la muerte del líder de Al Qaeda.

Se trata de Sohaib Athar quien, bajo el seudónimo "úReallyVirtual", sin saberlo, comenzó a enviar mensajes a través de Twitter quejándose de helicópteros que sobrevolaban la zona causándole molestias inusuales a primera hora de la madrugada.

"Vete helicóptero, antes de que tome mi matamoscas gigante", bromeó Athar en un tweet. Ese mensaje fue seguido por una rápida sucesión de tweets en los que relataba en tiempo real una violenta explosión, el accidente de un helicóptero, la agonía de una familia y, posteriormente, la presencia de soldados acordonando parte del barrio y realizando una búsqueda puerta a puerta. "Qué gracioso, mudarme a Abbottabad fue parte de mi estrategia para 'estar a salvo'", comentó.

Finalmente Athar conectó el alboroto con el anuncio del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de que un comando militar norteamericano había matado a Bin Laden en un ataque en una mansión en Abbottabad.

"Uh, oh, ahora soy el tipo que blogueó en vivo la redada a Osama sin saberlo". Los comentarios de Athar fueron reenviados por otros usuarios de Twitter, por lo que éste fue inundado con mensajes de correo electrónico y solicitudes de entrevistas por parte de los medios de comunicación. El número de personas que se suscribieron para seguir sus mensajes subió a más de 60.000.

Globalmente, la red social Twitter llegó a 4.000 mensajes por segundo mientras el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciaba que el cerebro de los ataques del 11 de septiembre de 2011 había sido asesinado en Pakistán en una operación de un comando estadounidense.

La avalancha de "tweets" fue de las más grandes en la red social, cuyo récord de 6.939 mensajes por segundo fue establecida durante el Año Nuevo 2010 en Japón, indicó la propia red de microblogs. Mensajes con la palabra guía #osama y #obl (las iniciales del líder de Al Qaeda) rápidamente subieron al tope de la lista de tópicos más comentados.

Mientras el “tsunami” de mensajes y charlas en Twitter, Facebook y otras redes de internet continuó luego del anuncio oficial de la muerte de Bin Laden, Athar en su último “tweet” publicó: "Bin Laden está muerto. Yo no lo maté. Por favor déjenme dormir”.