Investigan a expolicías por corrupción detallada en Wikileaks

El excomandante de la Policía es acusado de presunto enriquecimiento ilícito, tráfico de personas y encubrimiento.

La Fiscalía de Ecuador anunció varias acciones de investigación contra el excomandante de la Policía Jaime Hurtado Vaca, salpicado en un escándalo de supuesta corrupción al ser nombrado en un cable diplomático filtrado por WikiLeaks.

El fiscal Marco Freire, que sigue el caso, dispuso varias diligencias en la etapa de "indagación previa" contra Hurtado Vaca, acusado de presunto enriquecimiento ilícito, tráfico de personas y encubrimiento de otros agentes corruptos.

Freire, en un comunicado, indicó que las indagaciones parten de la información filtrada por WikiLeaks y aparecida a comienzos de esta semana en el diario español El País.

Esa información, resonada con amplitud por la prensa ecuatoriana, reveló un cable suscrito por la embajadora de Estados Unidos, Heather Hodges, en 2009, en el que alega que existe una "corrupción generalizada" en las filas policiales ecuatorianas, sobre todo de su entonces comandante.

El fiscal Freire ordenó la comparecencia el próximo lunes de los policías Milton Raúl Andrade, Manuel Fernando Basantes, Pedro Llerena y Bolívar Villota, también mencionados en el cable.

Además, el fiscal solicitó a las instituciones respectivas la información detallada sobre las cuentas bancarias de Hurtado Vaca, su esposa e hija.

Asimismo, Freire ha pedido a la Superintendencia de Compañías que le indique si los miembros de la familia Hurtado Vaca constan como accionistas en empresas y a la Contraloría del Estado información sobre eventuales movimientos para compra de propiedades por parte del ex jefe policial entre 2008 y 2010.

Hurtado Vaca ha defendido su inocencia y no ha descartado emprender acciones legales para "limpiar" su honra de las acusaciones que figuran en el cable diplomático atribuido a la embajadora estadounidense.

Hodges fue declarada por el Gobierno de Ecuador como "persona non grata" y conminada a abandonar el país en el menor tiempo posible, por negarse a responder preguntas de la Cancillería ecuatoriana sobre el cable filtrado por WikiLeaks.

El Gobierno de EE.UU., en reciprocidad, hizo lo propio con el embajador ecuatoriano, Luis Gallegos.

El Ejecutivo de Quito rechazó, sobre todo, la parte del cable en el que Hodges dice que algunos funcionarios de la embajada creían que el presidente del país, Rafael Correa, sabía de la supuesta conducta de Hurtado Vaca y que, pese a ello, lo designó como comandante de la Policía, por ser, presuntamente, "fácilmente manejable".

Correa reaccionó indignado ante esa conjetura, la desmintió y aseguró, por contra, que la Embajada estadounidense espiaba a la Policía y las Fuerzas Armadas y que Hodges "no quería" a su Gobierno.
 

Temas relacionados