Israel, acusado de sabotear a flotilla con destino a Gaza

Sorpresivamente, Grecia no permitió el paso de éstos para entregar la ayuda.

Israel se enfrenta a acusaciones de sabotaje de dos barcos de la flotilla internacional para Gaza después de haber lanzado numerosas advertencias contra esta operación, que el gobierno israelí califica de peligrosa "provocación". El gobierno israelí desmintió, como se esperaba, esas "acusaciones ridículas".

Los organizadores de la "flotilla de la Libertad" están convencidos de que los servicios secretos israelíes sabotearon esta semana dos de los diez barcos, un navío irlandés y otro fletado por escandinavos. Atribuyen asimismo a Israel las trabas burocráticas que se acumulan contra la flotilla, y sospechan que el Estado hebreo ejerce presiones, en especial económicas, contra Grecia.

Grecia prohibió este viernes "a los barcos con bandera griega o extranjera zarpar de los puertos griegos con destino a Gaza", según un comunicado del ministerio de la Protección del Ciudadano. Además los guardacostas griegos pararon un barco estadounidense que intentaba echarse a la mar.

"Esas acusaciones ridículas son paranoicas (...) La vida no es una película de James Bond. (Los organizadores) deberían volver a la realidad", declaró a la AFP el portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores, Yigal Palmor. "No tienen la menor prueba de lo que alegan, pero la ausencia de pruebas no les impide vociferar contra Israel", añadió Palmor.

Israel no ha dejado de expresar su "determinación" de impedir la llegada de la flotilla a Gaza, aunque manifestó el deseo de que no hubiera derramamiento de sangre como en la anterior expedición. En mayo de 2010, un primer intento de acercarse a las costas de la Franja de Gaza se saldó con la muerte de nueve turcos, tras un asalto de comandos de la marina israelí contra el ferry turco "Mavi Marmara".

"Israel tiene el pleno derecho de defenderse e impedir que sean entregados al enclave terrorista de Hamas (en el poder en Gaza) misiles, cohetes y todo tipo de armas", reiteró el jueves por la noche el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Netanyahu agradeció a los "numerosos dirigentes internacionales" que han actuado contra la flotilla, y citó explícitamente a su homólogo y "amigo" Giorgos Papandreu. Según un alto responsable israelí citado el jueves por el diario Yediot Aharonot, Israel "hizo saber a Grecia, amiga cercana de Israel, que sería inconcebible que autorizara zarpar de sus puertos" a los barcos de la flotilla con destino a Gaza. "Los responsables de los puertos en Grecia recibieron la consigna de incordiar a los organizadores de la flotilla", dice el diario.

El diario Haaretz (izquierda) alude por su lado a una "guerra de usura" para incrementar las presiones psicológicas y financieras contra los organizadores, que no pueden zarpar. Así, el Israel Law Centre (ILC, Centro de derecho israelí), una asociación jurídica vinculada con la derecha política, hace campaña para impedir que la flotilla se haga a la mar, alegando que viola el derecho internacional.

El Mosad, el servicio de información israelí, ha sido frecuentemente vinculado a espectaculares operaciones con el objetivo de neutralizar a los enemigos del Estado hebreo, sin preocuparse demasiado por imperativos legales. El año pasado, fue considerado responsable del virus informático Stuxnet que atacó a ordenadores del programa nuclear de Irán.

Los responsables de la seguridad israelí se abstienen de comentar "los misteriosos problemas" a los que se enfrenta la flotilla. "Que Dios bendiga a quienes los provocan. Todo lo que molesta, retrasa o reduce a la impotencia a los organizadores de la flotilla, es positivo", se felicitó por su lado Dan Margalit, editorialista del diario gratuito Israël HaYom, cercano a Netanyahu.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump