"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Iván Moreno seguirá rindiendo cuentas a Procuraduría

Luego de rechazar nuevamente la recusación en contra de Alejandro Ordóñez, el Ministerio Público espera dar inicio al juicio disciplinario.

Tras cinco intentos fallidos por iniciar el juicio disciplinario al que fue llamado el exsenador Iván Moreno Rojas, la Procuraduría General de la Nación convocó nuevamente a audiencia al exparlamentario, vinculado formalmente a la investigación por el carrusel de la contratación.

Luego de rechazar la segunda recusación presentada en contra del jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez, espera, por fin, practicar las pruebas que han sido decretadas dentro del caso para determinar si Moreno Rojas es  o no responsable del escándalo de corrupción.

Según los Nule, adjudicatarios del contrato de la Fase Tres de Transmilenio, el exlegislador exigió comisiones y otras dádivas, a cambio de hacer uso de su poder de influencia en el Distrito, en favor suyo.

Aparentemente, solicitó que le cedieran un área exclusiva en la vía Bogotá – Girardot, que estaba siendo ejecutada por los exempresarios, en busca del favorecimiento a los negocios  de venta de gasolina a los que se dedicaba su esposa; según el relato, esta exigencia pretendía que los Nule recibieran un trato especial como contratistas de mantenimiento de la mala vial.

Adicionalmente, se le endilga haber solicitado una participación del 6 % en el valor total del contrato de la Fase Tres de Transmilenio, de la que también disfrutaría su hermano, el suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, a quien la Procuraduría, cabe aclarar, lo investiga por presuntas conductas omisivas y no por la solicitud de comisiones.