Jaime Castro: 'No quiero figurar, quiero ganar'

Advierte que las consecuencias fiscales del llamado cartel de la contratación podrían llevar a la quiebra a la ciudad y dice que el Partido Verde nació como un paraguas electoral.

Estudioso de los temas de la ciudad como pocos, el exalcalde y cacique liberal Jaime Castro, desde el papel político discreto que decidió jugar de unos años para acá, revela que le gustaría volver a ocupar la oficina principal del Palacio de Liévano, pero que todo dependerá de si el expresidente Álvaro Uribe se lanza o no. Se declara a órdenes de la ciudad desde una sala de espera. También, se refiere al escándalo del llamado cartel de la contratación en el Distrito y advierte que las consecuencias fiscales del mismo podrían llevar a la quiebra a la capital. Dice que el Polo va a atravesar el desierto por un tiempo y critica al Partido Verde.

¿Cómo queda el panorama en la ciudad con la suspensión de Samuel Moreno?

Las decisiones de los organismos sacan a flote una verdadera crisis de gobernabilidad, tal vez la más grave y de mayor complejidad que haya vivido la ciudad. La solución dependerá de la calidad de la terna que integre el Polo para la escogencia del alcalde encargado y la designación que haga el Gobierno Nacional.

El expresidente Ernesto Samper dice que los pesos pesados para la Alcaldía de Bogotá no han salido, ¿está de acuerdo?

La campaña no ha empezado porque el tablero no está completo. Hay unas fuerzas grandes que no han escogido candidato. Se habla de gallos tapados, pesos pesados, que podrían presentarse. Además, quienes ya tienen aval o han dicho oficialmente que son candidatos, no están tratando los temas de la ciudad. Parecen más en un ejercicio de calentamiento. Están con el aval debajo del brazo pero no están diciendo nada que trascienda.

¿Eso incluye a David Luna, el aspirante de su partido?

Eso incluye a todos.

¿Usted se siente representado por David Luna?

Más allá de la validez o de la legitimidad de la candidatura, lo que pasa es que por la situación que vive la ciudad no creo que las condiciones estén dadas para elegir un candidato que empiece su vida pública en la Alcaldía.

¿Cómo ve al uribismo?

Ahí hay otra incógnita y es si Álvaro Uribe termina siendo candidato o no. Yo no descarto su candidatura porque La U, que fue la primera fuerza política en las últimas elecciones de la ciudad, no tiene candidato propio.

¿Cómo ve al Polo después de esta debacle?

Muy afectado. Aunque, Samuel gobernó por el Polo pero en alianza con otras fuerzas. ¿Qué explicación van a dar esos partidos, que fueron casi todos?

¿Usted le cree al alcalde?

El tema no es personal en la medida en que le crea o no. La Administración ha perdido, no ha estado a la altura. No hay visión de futuro. Por ejemplo, el tema del metro. ¿Qué deja Samuel del metro? unos estudios más que se suman a muchos otros.

¿Quién es la cabeza del cartel de la contratación?

Hay responsabilidades de todo tipo. Pero mire, más allá, no muchos hablan de las consecuencias fiscales de esto, que pueden ser nada más que la quiebra de la ciudad. Según la Contraloría, este escándalo compromete $2,2 billones, que es el 50% de los ingresos tributarios de la ciudad.

¿El Polo está llamado a acabarse?

No creo. Detrás del Polo hay organizaciones sociales muy fuertes. Creo que va a atravesar el desierto por un tiempo y se tiene que ir a los peladeros de la oposición.

¿Y a los verdes cómo los ve?

Tienen cinco tendencias y eso es muy difícil de cohesionar. Están los amigos de Mockus, de Peñalosa, de Garzón, de Fajardo y los que fundaron el Partido Verde originalmente. Es que ese partido nace como un paraguas electoral. Han pasado de agache en todos los temas ambientales. Es un partido de personalidades.

¿Qué augura para las elecciones?

El partido más grande lo conforman los independientes, los sin partido y los inconformes de los partidos, incluyendo a los verdes y al Polo. Esos no tienen aún candidato.

¿Le gustaría ser el candidato de ellos?

A mi me gustaría ser nuevamente alcalde. Estoy en la sala de espera, aguardando que llamen a pasar a bordo. Estoy en disponibilidad y a órdenes de la ciudad.

¿Y que pase a bordo depende de quién o qué?

De toda una evolución política.

¿En su partido?

No exclusivamente. Esa es la mecánica, esa no es la puerta de entrada al tema. Eso tendrá que verse en su momento. La puerta de entrada es: ¿Uribe es o no es candidato? ¿Cuál es el candidato de La U? ¿De los conservadores? ¿Del Polo? ¿Qué desarrollos va a tener el escándalo del cartel? ¿Qué han ganado los que ya tienen aval y se inscribieron? No tengo ningún afán. No me he lanzado porque no quiero figurar, sino ganar.

¿Qué pasa si Uribe se lanza?

Tiene todas las posibilidades de ganar.

¿Qué siente cuando algunos hablan de grandes exalcaldes y sólo mencionan a los tres verdes?

Pero usted lo va a corregir, ¿cierto?