Javier Pastore, preparado para reinar en la Liga francesa

Según algunos funcionarios del Paris Saint Germain, el equipo pagará más de 40 millones de euros, para hacerse con los servicios del argentino.

Si el Barcelona tiene a su Leo Messi, el París Saint Germain tendrá a Javier Pastore, un astro argentino procedente del Palermo italiano, por el que el club francés pagará más de 40 millones de euros, según fuentes del equipo, que ya dan por hecha su llegada.

"Soy un jugador al que le gusta ir adelante, buscar el gol, que intenta hacer cosas y que quiere aprender cuando no tiene el balón", se autodefinía en enero, en la página web de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). "Si continúo divirtiéndome, voy a seguir progresando. Es mi objetivo", subrayaba.

Formado en Talleres, en Argentina, revelado en Huracán y confirmado en el Palermo italiano, este organizador de 22 años no tuvo fácil su salto a Europa y sus inicios en el equipo siciliano, aunque finalmente pudo confirmar su "fútbol exquisito", como le gusta recordar a su mentor argentino, Ángel Cappa.

En noviembre de 2010 consiguió su primer 'triplete', en un derbi de Sicilia contra el Catania, y el 'Flaco' Pastore (1,87 metros, 75 kilogramos) se ganó ya ser el ídolo para la hinchada de los suyos.

Fue internacional con la absoluta el 25 de mayo de 2010 y debutó contra Canadá. Estuvo además presente en el Mundial-2010 y luego en la Copa América de 2011, en ambos casos viviendo de cerca las decepciones de Argentina, eliminada en los cuartos, pero Pastore es muy joven y tiene todo el futuro por delante.

"Es irrespetuoso, es un maleducado del fútbol, se limpia a tres jugadores, te mira como un loco, como si hubiera jugado ya cuatro o cinco Mundiales", dijo de él en junio de 2010 Diego Maradona, entonces seleccionador argentino, encandilado con las virtudes y la insolencia de la nueva promesa del país.

"Es el jugador que más me impresiona", comentó por su parte la estrella de Argentina, Messi.

Consciente de que tenía un diamante en sus manos, el presidente del Palermo, Maurizio Zamparini, consiguió renovar un año el contrato de Pastore, hasta 2015: sus 11 goles en el 'Calcio', en 35 partidos, confirmaron la apuesta por el jugador, una de las figuras de la Serie A.

Ahora Pastore está preparado para 'evangelizar' el fútbol francés y el Parque de los Príncipes del París Saint Germain, en su segunda oportunidad en Francia, después de una prueba fallida en el Saint-Etienne en 2006, donde el equipo le consideró erróneamente 'no apto' para el fútbol de máximo nivel.

Maestro del regate, dotado de una gran técnica y valiente en el cara a cara, Pastore lo tiene todo para ser la gran estrella del campeonato francés, una liga relegada habitualmente a un segundo plano ante el potencial de sus vecinos españoles, italianos e ingleses.

El brasileño Leonardo, nuevo director deportivo del París Saint Germain, espera que la llegada de Pastore por cinco años suponga un golpe de efecto comparable al que supuso en 2001 la llegada de su compatriota Ronaldinho.

En el aspecto personal, Pastore parece también un buen chico y llevaba en el Palermo el dorsal 27, en homenaje a su madre, discapacitada, a la que le gusta mucho ese número.

"En la vida soy tímido. Pero cambio cuando estoy en el campo. Mi modelo es Kaká. Siempre he tratado de imitarle, de hacer lo que hace él, pero no puedo decir que nos parezcamos", admitió.