Jefe del FMI detenido e interrogado en Nueva York por presunta agresión sexual

Jefe del FMI detenido e interrogado en Nueva York por presunta agresión sexual, dice la información policial.

El director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, fue detenido este sábado en Nueva York para ser interrogado por una presunta agresión sexual, informó la Policía de esta ciudad.

Según indica el diario "The New York Times", Strauss-Kahn, que fue arrestado en el interior de un avión que se disponía a volar hacia París, está acusado de un ataque sexual contra una limpiadora de un hotel del centro de Manhattan.

El político francés, considerado como el candidato con más posibilidades para arrebatar a Nicolas Sarkozy la presidencia de su país, fue detenido por agentes de la Autoridad Portuaria de Nueva York y entregado a los detectives de la Policía de Manhattan.

Desde ahí estaba previsto su traslado a la Unidad de Víctimas Especiales de Manhattan, según un portavoz de la Autoridad Portuaria citado por el diario.

El rotativo indicó que agentes de paisano abordaron el avión de la línea aérea Air France, con destino París, a las 16.45 de la tarde hora local (20.45 GMT) en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, apenas diez minutos antes del despegue.

Los agentes, según el portavoz, actuaban tras haber recibido información del Departamento de Policía de Nueva York, que investigaba el ataque sexual contra una limpiadora del hotel Sofitel en pleno centro de Manhattan.

Strauss Kahn, del Partido Socialista francés, se encontraba al frente del FMI desde 2007, año en el que buscó ser nombrado candidato de su partido a las elecciones presidenciales francesas, pero fue derrotado por Segoléne Royal.

Strauss-Kahn, catedrático de Economía de profesión, comenzó su carrera política en el Parlamento francés y fue ministro de Economía durante el Gobierno del primer ministro Lionel Jospin hasta 1999.

Casado con una periodista de televisión, se había visto envuelto en escándalos de naturaleza sexual con anterioridad y en 2008 se le acusó de haber mantenido una relación con una de sus subordinadas en el Fondo, Piroska Nagy.

El FMI contrató a un bufete de abogados para investigar las denuncias y Nagy cambió su trabajo al Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, con sede en Londres.

Temas relacionados
últimas noticias