Juez prohíbe imágenes inéditas de Michael Jackson

La defensa del médico Conrad Murray quería argumentar con los ensayos de 'This is it' que el cantante no se encontraba bien de salud.

El magistrado Michael Pastor, de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, rechazó que se puedan mostrar imágenes inéditas de los últimos ensayos de Michael Jackson en el juicio sobre el fallecimiento del 'rey del pop'.

El juez falló en contra de la defensa del médico Conrad Murray, acusado de homicidio involuntario, que había solicitado usar las grabaciones de los preparativos de la que iba a ser la gira de despedida de Jackson para argumentar que el cantante no se encontraba bien de salud días antes de su muerte.

El estudio Sony, propietario de los derechos sobre esas imágenes, había pedido a Pastor que impidiera la difusión de videos de Jackson que no han sido difundidos hasta la fecha.

En un primer momento, el magistrado sí permitió a los abogados de Murray que visionaran las 100 horas de filmación existentes en los archivos de Sony correspondientes a los ensayos celebrados en los diez días previos al trágico final del 'rey del pop'.

La defensa de Murray, sin embargo, reconoció posteriormente que no encontraron material que evidenciara una debilidad del artista.

Incluso en sus días malos, él está bien”, dijo el abogado Michael Flanagan, quien no obstante insistió en que Pastor permitiera enseñar al jurado cuatro horas de grabación para constatar que Jackson estuvo mucho tiempo ausente durante los ensayos.

El juez no encontró motivos suficientes para autorizar esa solicitud, por lo que las imágenes inéditas de los ensayos de Jackson quedaron fuera del proceso.

Michael Jackson falleció en Los Ángeles el 25 de junio de 2009 víctima de una sobredosis de medicamentos, en especial un potente calmante de uso hospitalario de nombre propofol que, según la Fiscalía, Murray inyectó al artista horas antes de su muerte.

La defensa, que no ha revelado su estrategia, podría intentar probar que el 'rey del pop' se administró a sí mismo una dosis excesiva de fármacos sin conocimiento de Murray, según especula la prensa en EE.UU.

El juicio ha sufrido varios retrasos y está previsto que comience con la elección del jurado el próximo 8 de septiembre.

El cantante había anunciado que en julio de 2009 realizaría una serie de 50 conciertos en Londres que llevaban por título 'This Is It' y estaba preparando las actuaciones en Los Ángeles cuando murió.

Conrad Murray era el médico personal que había contratado Jackson para que le acompañara durante su estancia en Reino Unido. El doctor ha reconocido que administraba medicamentos a Jackson para ayudarle a combatir su insomnio.

Según varios testimonios, Jackson era un consumidor habitual de propofol, una sustancia blanca a la que llamaba su “leche”.

En caso de ser condenado, Murray se enfrenta a una pena máxima de cuatro años en prisión.