Juicio simbólico a la humanidad

Veinte premios nobel, invitados por la Real Academia Sueca de Ciencias, leerán este miércoles su veredicto.

En el banquillo: la humanidad. Entre los jueces: veinte Premios Nobel. El caso: el daño que los seres humanos le han infringido al planeta. El veredicto: sólo hasta hoy lo dará a conocer la Real Academia Sueca de Ciencias, organizadora de la reunión que se extenderá hasta el 19 de mayo en Estocolmo.

Amartya Sen, Werner Arber, Paul J. Crutzen, Peter C. Doherty, Murray Gell-Mann, Nadine Gordimer y David J. Gross fueron algunos de los galardonados que ayer, con el mexicano Mario Molina a la cabeza, analizaron la situación que atraviesa la humanidad y redactaron un memorando que presentarán al Secretario General de Naciones Unidas como insumo para la Conferencia de Desarrollo Sostenible que tendrá lugar en Río de Janeiro en 2012.

“Es un paso necesario para reconocer que nuestra generación es la primera en descubrir que la presión que ejercen los humanos es tan grande que podrían ocurrir cambios irreversibles en el sistema terrestre”, explicó desde Suecia el profesor Will Steffen, director del Climate Change Institute, de Australia, y uno de los científicos de alto nivel convocados por los suecos. 

La idea del simposio que reunió a las mentes más brillantes del planeta fue buscar nuevos enfoques para resolver problemas como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el deterioro de los ecosistemas, la pobreza y el continuo crecimiento de la población.

“Cada uno de estos problemas ha atraído una gran atención de la comunidad internacional, pero siempre han sido considerados en forma aislada, con poca o ninguna consideración a las interacciones entre ellos”, señalaron los organizadores.

Esta es la tercera versión del evento, que se realizó por primera vez en Potsdam (2007) y posteriormente en Londres (2009).

Los debates, que se llevan a cabo siguiendo una metodología informal, se concentraron en tres módulos. El primero,  “Ecosistemas y desarrollo humano”, se refiere al papel de los ecosistemas y los servicios que prestan como base para el desarrollo social. El segundo, “El planeta dominado por los humanos: ¿dónde están los límites?”, se centró en la  capacidad del planeta Tierra para sustentar el desarrollo humano. Por último,  “El desarrollo sostenible”, en el que se exploraron los vínculos entre crisis, oportunidades e innovación para la creación de cambios radicales y transformaciones a gran escala.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La insuperable Etiopía

Pavlova de frutas tropicales

El salón del Automóvil en dos ruedas

El renacer de Fiat