Kate no prometerá "obedecer" a Guillermo

Sin embargo, la novia sí amará, consolará y honrará al Príncipe de Inglaterra.

Kate Middleton no prometerá “obedecer” sino “amar, confortar y honrar” al príncipe Guillermo cuando pronuncie este viernes los votos matrimoniales en la abadía de Westminster, en Londres.

La pareja utilizará para la ocasión la ceremonia prevista en la serie uno del Libro de Oración Común de la Iglesia de Inglaterra.

También se ha informado de que la novia avanzará del brazo de su padre por el pasillo central de la abadía a los sones dramáticos de un himno de la coronación, el titulado “I was glad”, del compositor británico Charles Hubert Hastings Parry, inspirado en el salmo 122.

Parry lo compuso para la coronación del rey Eduardo VII en la abadía de Westminster, en 1902, pero es un himno muy popular en las bodas.

Los recién casados abandonarán la abadía al sonido de otra pieza muy conocida, la marcha Crown Imperial (Corona Imperial), del también británico William Walton, que se tocó ya en la boda del príncipe Carlos y Diana, los padres de Guillermo.

Durante la ceremonia se escuchará también música de otros famosos compositores británicos del siglo XX como Edward Elgar, Vaughan Williams o Benjamin Britten.

Serán interpretadas la sonata para órgano opus 28 de Edgar y “Rhosymedre”, de Vaughan Williams, composiciones ambas vinculadas también a la boda de Carlos y Diana.

El príncipe Guillermo y Kate han querido recordar asimismo el matrimonio del padre del novio, el príncipe Carlos, y su madrastra, Camilla, incluyendo una composición de Maxwell Davies, la titulada “Farewell to Stromness”, que sonó ya en aquella boda.

Kate es muy aficionada a la música clásica, pero en esta ocasión la ayudó también a seleccionar la música su futuro suegro, el príncipe de Gales. Ambos pasaron mucho tiempo juntos escuchando música en sus iPods, dijo un portavoz del palacio de St James, según el cual se ha querido hacer hincapié en “lo británico” a la hora de elegir las piezas.

Catherine quiso que se incluyera también una popular canción del folclore de origen isabelino, la titulada “Greensleeves”, a la que hace ya referencia William Shakespeare en su comedia “Las alegres comadres de Windsor”.

El toque de modernidad lo pondrá una fanfarria especial titulada “Valiant and Brave”, lema del escuadrón de búsqueda y rescate de la Royal Air Force al que pertenece el príncipe de Gales, compuesta por el comandante Duncan Stubbs, principal director de música de esa fuerza.

La fanfarria, de medio minuto de duración, la tocarán siete trompetas y un tambor de la Banda Central de Royal Air Force en el momento en el que los novios inicien su camino hacia la salida por la Gran Puerta occidental de la abadía.

Un músico coral contemporáneo, John Rutter, ha escrito especialmente para la ocasión una pieza que es un regalo del deán y de la propia abadía de Westminster.

Kate eligió también una obra de otro compositor actual, Paul Mealor, que tiene un estudio en la isla escocesa de Anglesey, donde está basado el escuadrón de la RAF al que pertenece el príncipe y donde la pareja vivirá los primeros años.

El príncipe Guillermo es patrono de la Federación de Rugby de Gales, por lo que también sonará el himno “Guide me, O Thou great Redeemer”, actualmente más conocido como el himno del rugby galés “Bread of Heaven”.