La alfombra roja en Cannes

La moda, además del cine, es una de las grandes protagonistas de este festival de cine que destila glamour.

El sonido de las miles de cámaras que se agolpan en cada alfombra roja de los 10 días del Festival de Cannes buscan desentrañar las últimas tendencias a través de  los vestidos de las celebridades del mundo del espectáculo. Diseñadores y estilistas personalizados tienen claro que esta es una de las grandes pantallas para sus creaciones.

Los vestidos largos son los preferidos a la hora de pasar por esa alfombra roja que recoge las miradas que se despliegan en todos los medios. No se puede hablar de una tendencia en general, quizá la preferencia de las estrellas por los vestidos strapless que dejan destapados los hombros y los brazos. Uma Thurman ha escogido hasta el momento para sus presentaciones públicas el color blanco como su carta de presentación. Lució espectacular la primera noche de lanzamiento del festival con un vestido Versace de plumas en la falda con una apertura delantera y en el medio. La fashionista actriz china  y siempre innovadora de la moda Fan Bingbing sorprendió con un vestido estampado con íconos de la cultura   muy elegante, con media cola.

En otro de los múltiples eventos, en la celebración de la casa de joyería suiza, de Grisogono que cumple 10 años, Naomi Campbell a  punto de cumplir 41 años se presentó espectacular, con un vestido de volantes y escote dentado color berenjena diseñado por Azzedine Alaï. La que fue en los años noventa la diosa de ébano volvió a ser mordaz y descarada a la hora de explicar su rutina: “trabajo dos horas al día” .

Otra espectacular modelo, la checa Karolina Kurkova, deslumbró con un vestido de Pucci que, abierto por el costado izquierdo, dejaba ver cómo la modelo se ha recuperado envidiablemente del nacimiento de su primer hijo.

La fiesta para mostrar los mejores ajuares sigue hasta este próximo domingo cuando se sepa quién es el ganador de la Palma de Oro.