La aspiración de Mockus

El inminente lanzamiento del exalcalde tiene dos soportes: sus coqueteos por el aval de los indígenas y la tesis de que no está impedido.

No fue una decisión fácil. El exalcalde Antanas Mockus tuvo que viajar a Lituania, la tierra de sus antepasados, en busca de la respuesta a sus cavilaciones sobre la idea de encarnar la competencia directa al afán reeleccionista de su exaliado del Partido Verde, Enrique Peñalosa. Y el próximo 17 de julio, cuando regrese a Bogotá, anunciará su inminente entrada al ruedo.

Dos hechos sustentan su aspiración. Los constantes coqueteos de las últimas semanas con las Autoridades Indígenas de Colombia (Aico) en busca del su aval —aunque ese movimiento ya le había dado su apoyo al exconcejal Luis Fernando Rosas— y la tesis de que no estaría inhabilitado para postularse por un partido distinto al que presidió durante el último año.

Aunque Mockus no lo ha hecho oficial y su oficina de comunicaciones dijo anoche que sólo hablará del tema hasta llegar al país, la versión de que lanzará su candidatura se tomó ayer la campaña generando reacciones encontradas entre los principales protagonistas. Mientras que por algunos sectores de la línea Peñalosista fue calificado como una traición al Partido Verde, decenas de seguidores del académico, a través de redes sociales, le manifestaron su apoyo. Según sus opiniones, Mockus entra a la baraja a representar los intereses de cientos de bogotanos que todavía no encuentran ningún eco en los actuales candidatos.

Posición similar tiene el analista Juan Carlos Flórez, quien también renunció al Partido Verde y para quien Mockus se convertirá en un centro de gravedad que dividirá la campaña. “En octubre la contienda será Antanas Mockus y otro candidato”, señaló Flórez.

De acuerdo con la más reciente encuesta de intención de voto, publicada por la revista Semana, Enrique Peñalosa sería el líder de las urnas con un 16%, seguido por Mockus, con el 11%. Pero todavía falta mucha tela por cortar y no se descarta que nuevos nombres sacudan aún más la contienda.

 Para el candidato David Luna del Partido Liberal, la candidatura de Mockus va a permitir a los bogotanos contrastar las fórmulas del pasado con las propuestas de cambio de los nuevos jugadores. Por ahora Antanas Mockus es el único candidato que ha sido elegido dos veces alcalde por voto popular.

En declaraciones a Hora 20, de Caracol, el senador Juan Lozano, director del Partido de la U, afirmó que la dimisión de Antanas Mockus al Partido Verde —aduciendo principios personales— sería una excusa para esconder sus intereses de poder. Claudia López, por su parte, aseguró que preferiría que el exalcalde hubiera competido junto con Peñalosa en consulta interna en el Partido Verde y no en plena arena electoral.

Lo cierto es que la decisión que algunos empiezan a calificar como cierta deslealtad de Mockus con el Partido Verde, y que finalmente es coherente con la poca cohesión que ha tenido el académico con los partidos, le da nuevos aires a la campaña en la que ya empiezan a sonar posibles alianzas y movimientos estratégicos para llegar a las urnas en octubre.