La cárcel venezolana que parece un paraíso

Tiene piscina, mesas de billar, hacen asados cuando quieren y cuenta con hamacas, entre otras comodidades.

El diario The New York Times dio a conocer las comodidades con las que cuentan los reclusos en la prisión de San Antonio, en isla Margarita.

Los reclusos cuentan con hamacas, pueden hacer asados cuando quieren, beben whiskey a la orilla de una piscina, tienen mesas de billar, cuentan con señal de Direct Tv y reciben visitas conyugales cuando desean.

De acuerdo con el informe, en la cárcel están unas 2.000 personas que purgan penas por tráfico de drogas. "No es raro que presos armados tengan un cierto grado de autonomía en las cárceles venezolanas. Se sabe que desde ellas se organizan secuestros, asesinatos y tráfico de drogas, liderados con presos que tienen en sus manos Blackberries y laptops. Según la policía, esto es producto de décadas de hacinamiento, de corrupción y de insuficiencia de guadias", según el artículo, firmado por el periodista Simón Romero y con fotos de Meridith Kohut.

De acuerdo con Romero, el gobierno venezolano, reconociendo el problema de las cárceles, prepara un ministerio dedicado a atender tal problemática.

Temas relacionados