La caída de SaludCoop

Hace más de un año organismos de vigilancia y control vienen advirtiendo sobre posibles irregularidades dentro de la EPS. Esta vez fue la Superintendencia la que aseguró haber hallado inconsistencias administrativas y financieras.

Hacia las 11:00 a.m. de ayer se conoció que Carlos Palacino Antía, quien había ocupado durante 10 años la oficina de la dirección de SaludCoop, era separado de su cargo y la EPS que manejaba, intervenida por la Superintendencia de Salud. Una noticia que había empezado a rumorarse 12 meses atrás . La orden de la Supersalud contemplaba la “intervención forzosa administrativa” del grupo y la toma de posesión inmediata de sus bienes, haberes y negocios”.

La razón: en una reciente inspección realizada a la EPS entre el 14 y el 18 de marzo se encontraron “situaciones administrativas y financieras (...) que ponen en riesgo la estabilidad de la aseguradora y la calidad y oportunidad en la prestación de los servicios de salud a 3’978.822 afiliados”. Inicialmente la intervención duraría dos meses, que son prorrogables a seis meses e incluso a un año.

Los primeros escrutinios realizados por la Superintendencia dieron hallazgos como estos: SaludCoop —la EPS más grande del país con cerca del 30% de los afiliados al sistema de salud— tiene una cartera vencida por más de $370.000 millones, una cifra muy superior a la que reportó a finales de 2010 ante la Supersalud que hablaba sólo de  $109.000 millones. Se encontró que aunque en la contabilidad de la empresa aparecen pagos por $360.000 millones a proveedores y a IPS, lo que realmente hizo la entidad fue entregarles cerca de $8.000 millones en cheques sin fondos.

La respuesta de Carlos Gustavo Palacino no se hizo esperar. Hacia las 2:00 p.m., a través de un comunicado, sostuvo que la decisión de la Superintendencia “obedece principalmente a la situación de cartera vencida que SaludCoop tiene con la red prestadora de servicio y demás proveedores”. Y, paradójica mente, le atribuye parte de la responsabilidad al Gobierno, a la “alta morosidad que en la actualidad el Estado y el Fosyga tienen con SaludCoop, por los recobros de atenciones ordenadas por fallos de tutela y Comité Técnico Científico”. A esto respondió el superintendente Conrado Adolfo Gómez Vélez, afirmando que esto no la exime de la responsabilidad que tiene con sus proveedores ni mucho menos de haber pasado los cheques en blanco.

El nuevo representante legal del Grupo Saludcoop será Édgar Pabón Carvajal, designado por la Superintendencia. Él tendrá la responsabilidad de realizar un inventario preliminar de los activos y pasivos de la EPS, y diseñar un plan de acción “para establecer si SaludCoop es viable financiera y administrativamente”. La Supersalud hizo especial énfasis en que esta situación no pondrá en peligro la atención de los afiliados a SaludCoop. Advirtió también que se encuentran investigando seis EPS más.

Antecedentes

En el último año SaludCoop se ha visto inmersa en tres grandes escándalos, que han puesto en entredicho la buena salud de sus finanzas y su administración. El primero de ellos, un año atrás, corrió por cuenta de la misma Superintendencia de Salud, que la obligó a restituir $627.000 millones argumentando que estos recursos, que le había girado el Estado a la EPS para atender la prestación del servicio de salud, fueron utilizados para otros objetivos, como la adquisición de activos y de infraestructura.

En su momento el organismo de control había advertido que de no cumplirse con lo establecido la EPS “entraría en causal de intervención”. Sin embargo el pasado febrero la misma Supersalud, con nuevo dirigente a bordo —Conrado Adolfo Gómez Vélez, nombrado por el presidente Juan Manuel Santos—, revocó la decisión.

El segundo gran escándalo tuvo fecha en marzo pasado, cuando el senador Jorge Robledo denunció que las tres EPS del grupo —Cafesalud, SaludCoop y Cruz Blanca— le estaban generando mayores costos al Gobierno por cuenta de la sobrefacturación de medicamentos. El senador Robledo citaba un estudio de la Universidad Nacional según el cual estas tres EPS estaban generando un sobrecosto al Gobierno de $825.760 millones en los medicamentos incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

El tercer escándalo ocurrió en días pasados, cuando la Contraloría General de la República le solicitó a la Superintendencia de Industria definir la conformación del grupo económico SaludCoop, argumentando que la empresa tendría el control de 26 clínicas, cooperativas, laboratorios y empresas de salud, sobre las cuales influía directamente, lo que sobrepasaría lo permitido por la ley.

Carlos Palacino, de héroe a villano

Hasta hace menos de un año, Carlos Gustavo Palacino era presentado como “el hombre más poderoso de la salud” en Colombia. Aparecía en las listas de ejecutivos top y las principales revistas de negocios. En una década había logrado que Saludcoop, una entre tantas EPS que operan en el país, aumentara su tamaño 200 veces y afiliara a más de 4 millones de colombianos. El héroe de hace unos meses ahora tendrá que responder ante la justicia por una larga lista de reclamos por sus actuaciones.

Palacino estudió matemáticas para la docencia en la U. Santo Tomás y más tarde estadística administrativa en la U. de La Salle. Entre 1975 y 1991 se desempeñó como cobrador y auxiliar de estadística de Seguros La Equidad, donde llegó a ser vicepresidente comercial y financiero. Cuando llegó a Saludcoop, llevó a la institución por la senda del crecimiento acelerado.

El periodista Daniel Coronell, en las últimas tres columnas que ha publicado en la revista ‘Semana’, ha señalado que Palacino es socio de un lujoso hotel resort de golf en el Meta y creó en Panamá junto a su socio Jaime Barrero Fandiño una sociedad con un capital de 2 millones de dólares. La pregunta que se hacía Coronell era si no estaban usando para sus inversiones recursos del Estado.

También señaló la entrega de 2.000 millones de pesos a Coopsocial Limitada, una compañía limitada cuyo socio mayoritario es Ricardo Barrero Medina, hijo del arquitecto Jaime Barrero Fandiño. Ayer, Palacino dio un paso al costado en la EPS Saludcoop.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Donde nadar con tiburones?

Rush, la nueva apuesta de Toyota

Ucumarí, un robot para la exploración espacial

Aventura en los desiertos del Perú

Una aventura 4x4 por Quindío