La cena y los verdugos

Según la tradición católica, hace 1.978 años jesús ofreció la última cena a los apóstoles. Esta historia de amores y traiciones terminó por convertirse en la base del Cristianismo, con múltiples representaciones en el arte, el teatro y la literatura.

Entraron en la casa y se sentaron a cenar, que a eso se disponía la familia cuando él llamó a la puerta, aquí se diría, viniendo Jesús de donde viene, de excesos de la carne pecadora y mala frecuentación moral, aquí se diría con la ruda franqueza de la gente sencilla que vio su ración reducida de repente, Siempre, a la hora de comer, el diablo trae uno más.

Y parecía que el diablo había entrado también en la cabeza de José Saramago para decir semejantes cosas, el ‘profeta’, ¿acaso maldito? del Evangelio según Jesucristo que dejaba su obra para este mundo terrenal y pagano. Pero más allá, en otra memoria, el ‘diablo’ también llevaba a sus huéspedes hacia el Monte de los Olivos, hacia un encuentro hostil con un ‘tal Jesús’ que se regía por la anarquía de ser el hijo de Dios. Esa noche, Jesús había tomado un cáliz lleno de vino y después de dar las gracias lo compartió con sus 12 invitados.

Del mismo modo bendijo el pan. Eran su cuerpo y su sangre, les dijo, una mezcla divina que sellaría una alianza tan prolongada como los tiempos. Adelantó que uno de los asistentes negaría conocerlo tres veces y que otro lo traicionaría. Sí, a la hora de comer, el diablo había traído uno más.

No me molestéis, veo las respuestas. Esta noche nada malo va a pasar. Escribiría el compositor Tim Rice simulando las palabras de quien decía ser el Mesías. Era posible que esa noche nada malo fuera a pasar porque la sevicia sería el bálsamo del día siguiente, o porque a pesar de los padecimientos que se avecinaban, podría tratarse de un sacrificio necesario para un futuro bondadoso. La traición estaba consumada, y como las traiciones suelen prepararse de una forma mucho más juiciosa que las lealtades, no había una opción distinta a la de aceptar los designios de lo que Jesús llamaba la voluntad de Dios.

Al salir del cenáculo, Judas se dirigió al Sanedrín y aún con el sabor del pan en la boca recibió las 30 monedas de oro que le había prometido el Sumo Sacerdote judío, Caifás. Judas fue tan verdugo como Caifás, quien negaba la idea de que los muertos pudieran resucitar de su letargo y quien casi a diario pensaba en la infame versión que circulaba sobre las arenosas calles de Jerusalén. Al parecer un ser de otro mundo había visitado el hogar de un hombre de nombre Lázaro para volverlo a la vida después de fallecer. El mismo ‘tal Jesús’ al que mandó a cazar en el monte aparentemente era el responsable.

Caifás fue verdugo, además, porque sabía que si bien él no podía concebir la resurrección, tampoco tenía el poder de condenar al impostor a muerte, aunque fuera lo que más quería: el diablo había entrado a la cena de sus deseos. Así que, la muerte sólo podía ser ordenada por el procurador romano de Judea, Poncio Pilatos, a quien el Sumo Sacerdote se acercó como los animales acechan a las presas. Pilatos también fue verdugo porque no encontraba culpa alguna pero al mismo tiempo estaba dispuesto a abrir la puerta a lo que podría ser una revolución contra el Imperio, tramada desde el Sanedrín. Fracasó en el intento de deshacerse del problema dirigiendo al acusado hacia el responsable de Galilea, Herodes Antipas, y finalmente, en una decisión quizá demasiado fácil y ligera, pidió al pueblo decidir: Crucificar a Jesús o a Barrabás, el verdugo de un guardia romano que sucumbió ante su daga.

Los soldados llegaron al Monte de los Olivos desde donde Jesús pudo ver los Jardines de Getsemaní antes de ser capturado. Sus apóstoles poco pudieron hacer para impedirlo. Después de todo eran pescadores indefensos que dejaron sus canoas y sus redes en el Lago de Tiberíades para seguir a su Señor. Al final del viaje a ellos sólo les restó recibir los dones del discernimiento y de la palabra para que en las escrituras la historia fuera recordada y los verdugos reprochados.

[email protected]

Temas relacionados