'La ciencia es un bien público': Galileo Violini

El físico italiano está de visita en Colombia para participar en la celebración de los 25 años del Centro Internacional de Física.

 ¿Qué motivó la creación del Centro Internacional de Física hace 25 años?


Muchas cosas, mi amistad con Abdul Salam, la experiencia del ICTP de Trieste, la percepción de que en Colombia se podía realizar algo parecido y la acogida inmediata  de la idea por parte de los físicos y de Colciencias.


¿Quién fue para usted el  Nobel Abdul Salam?


Un gran físico que contribuyó como nadie al desarrollo científico de los países del Tercer Mundo, dejando una herencia de instituciones, de ideales y de ideas, cuya importancia seguimos apreciando y de la cual el CIF es parte.


 ¿Qué lugar tenía Colombia en 1986  a nivel científico?


Había un grupo importante de jóvenes científicos formados en el exterior. Los antecedentes del país en ciencia colocaban Colombia en un nivel bastante lejano en comparación con otros países latinoamericanos, pero todos entendieron que la identificación de un proyecto ambicioso y el compromiso por su realización podía contribuir a reducir las diferencias y así fue.


¿Por qué  se eligió a Bogotá como sede?


La elección de Bogotá no fue inmediata y existían y se barajaron alternativas importantes: Cali y Medellín. El hecho de que los más comprometidos en el proyecto fueran de Los Andes (Moore,  Rueda, Rodríguez Vargas) y de la Nacional (Posada, Rodríguez) jugó un papel importante. Pero realmente la decisión definitiva se concreto solamente con la concesión del espacio donde el CIF se ubicó en las instalaciones de la U. Nacional.


¿Cuáles eran las necesidades que tenían los investigadores en ese tiempo y cuáles tienen ahora?


En América Latina el problema principal en las ciencias experimentales era el aislamiento. Hoy con las posibilidades ofrecidas por las comunicaciones electrónicas, este problema se ha reducido, pero hay que subrayar que sobre todo la gente joven necesita conocerse en foros internacionales y no por la internet. Esto no se puede hacer si no hay políticas de estado y regionales que ayuden a la investigación y a la ciencia como bien público.


Un aporte importante que el Centro le haya le haya hecho a la física mundial.


La participación del Grupo de Física Experimental de Los Andes en el experimento D0 de Fermilab, con participación de jóvenes peruanos y ecuatorianos.


¿Qué tanta cooperación internacional existe para los desarrollos científicos físicos?


Muchísima. Sobre todo en áreas como la física de altas energías y en la astrofísica, aunque hace falta promover más la cooperación en esta región.


¿Y cuáles son los países  aliados de latinoamérica para la cooperación científica?


Hay una respuesta elemental: Estados Unidos, donde por ejemplo el proceso de creación del CIF ha sido seguido con atención, y en lo personal en 1995 la Sociedad Americana de Física me concedió el Premio Wheatley por la creación del Centro, considero que Europa puede ser muy importante, pero hay también otras regiones que pueden ser interesantes no  por lo que América Latina puede recibir, sino también por lo que puede dar, pienso por ejemplo en  África.


¿Sobre qué temas investigan los físicos latinoaméricanos?


Física de materiales, Partículas elementales, astrofísica, física matemática, física aplicada a áreas ambientales y energéticas.


¿De qué manera la ciencia contribuye a la paz?


La ciencia puede contribuir a la paz como a la guerra. Pero es indudable que los científicos en promedio abogan por una utilización pacífica de sus investigaciones y están abiertos a la colaboración internacional. Los centros regionales e internacionales de ciencia permiten encuentros de personas que en sus respectivos países pueden influir a disipar prejuicios. Espero que en un futuro  iniciativas de esta naturaleza puedan mejorar la situación en una de las regiones más complicada del mundo: el Medio Oriente. Existen propuestas que merecen atención.


¿Qué resalta de la investigación en Latinoamérica?


Subrayaría el desarrollo de la física experimental, y en particular me parece sumamente interesante el de la física experimental de altas energías. Y mire, también cuando se hacía solamente física teórica la importancia de la física experimental estaba clarísima.


¿Qué se necesita para que América Latina tenga una política científica sólida?


Colaboración, financiación y  convicción de que el desarrollo económico no es sostenible sin una sociedad científicamente adulta.


¿Cuáles son los principales limitantes de los desarrollos científicos en Colombia?


Tal vez sea la financiación, pero creo que lo importante es tener políticas científicas de largo alcance. Formar científicos y promover instituciones requiere un tiempo largo y es importante estar convencidos que si se puede poner en marcha un proceso de formación de jóvenes a nivel de doctorado, y por lo que veo la política reciente de Colciencias va en esta dirección.


¿Donde dejó el gusto por el derecho?


No lo he dejado. Me interesa y trato de entender siempre los aspectos jurídicos de un problema.


¿Es cierto que no lo estudió porque una prueba de aptitudes lo motivó a estudiar física?


No fue una prueba de aptitud, fue el resultado del examen final de bachillerato, en el cual recibí notas en matemática y física muy inusuales.


¿Qué lo atrapa de la literatura Rusa?


En una etapa de mi vida me gustaron sus autores y los leí. Dado que tiendo a ser sistemático cuando algo me interesa, es indudable que he leído autores rusos menos importantes para la cultura universal que otros de otras literaturas, lo cual no es probablemente muy recomendable.


¿Qué autor lo hace trasnochar?


Hoy en día prefiero levantarme temprano, y actualizarme en lo que está ocurriendo en política en mi país. Es un periodo complicado en Italia y prefiero dar tiempo a esto.


Le gustan los juegos de cartas, ¿en cuál da la pelea?


Bridge no cabe duda.


¿Cómo un hombre de ciencias exactas le juega al azar?


El bridge tiene muy poco azar y mucho más técnica y lo estudio basado en las probabilidades.


¿Cómo es eso de que ha representado a su país en campeonatos de Brigde?


En realidad he representado a mis países: ya que en algunas oportunidades he jugado por Italia, el mejor resultado siendo un segundo lugar en un Europeo por parejas en Ostenda, donde jugué con alguien que estará aquí en la celebración de los 25 años del CIF, el abogado Giuseppe Gigli, el cual, quiero recordar, ha sido un gran amigo desinteresado de esta iniciativa, pero también he jugado por Colombia, siendo el resultado más importante un tercer lugar en un Suramericano, y la participación en el Campeonato Mundial de Perth.


¿Cuál es el secreto para ganar en el Brigde?


Francamente, creo que he analizado el secreto para perder: Un carácter débil. Para ganar se debe jugar bien soportando los incidentes como errores propios o del compañero o la mala suerte ligada a jugadas que han sido desafortunadas. Los buenos jugadores saben más o menos las mismas cosas pero no siempre las ponen en práctica por razones psicológicas.


¿Qué lo atrapa de este continente?


Muchas cosas, su historia tanto en la colonia, como en la independencia y en la época reciente, su cultura, su gente. Usted hizo bien escogiendo la palabra continente, lo que me atrapó fue el continente más que un  país un particular, aunque adoro Colombia y debo muchísimo de mi trayectoria profesional a este país que es el segundo donde más he vivido.


¿Qué disfruta de  Colombia?


Sentirme en casa.


¿Qué lugar de Bogotá siente propio?


Viví quince años en esta ciudad, podría decirle que me gusta mucho cuando todavía me saludan por mi nombre en mi restaurante preferido.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias