A la elección popular de alcaldes hay que hacerle reingeniería: Procuraduría

Los ciudadanos no acuden a las urnas porque no creen en su institucionalidad y porque perciben que quien ejerce la función pública actúa en muchas oportunidades privilegiando el interés particular.

El procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, realizó recientemente una reflexión sobre los motivos de la abstención electoral en Colombia, la privatización de la concepción de lo público y la necesidad de generar un debate académico frente a la elección popular de alcaldes.

En el marco del Foro “Los retos del Estado y de la sociedad civil en la lucha contra la corrupción”, el jefe del Ministerio Público afirmó que los ciudadanos no acuden a las urnas porque no creen en su institucionalidad y porque perciben que quien ejerce la función pública actúa en muchas oportunidades privilegiando el interés particular: “Hay una deslegitimación de nuestro sistema originado por la corrupción”, señaló, según un informe de prensa de la Procuraduría General.

El Procurador indicó además que existe una privatización de la concepción de lo público y al respecto afirmó: “ese es el paradigma sobre el cual el funcionario se sirve de su función y no ejerce su función para servir al interés general, al bien común”.

Señaló que en los actos de corrupción se evidencian tres actores: el funcionario, el particular y la sociedad civil, que sufre las consecuencias de esos actos de corrupción: “Con las altas cuotas de corrupción, menos hospitales, menos carreteras, menos servicios públicos”.

Respecto del papel de los organismos de control, reiteró que se deben escoger los casos paradigmáticos de corrupción, de acuerdo con sus consecuencias sociales, jurídicas, económicas, respetando el debido proceso y el derecho a la defensa, pero dando una respuesta oportuna a la sociedad civil.

“Si hay algo catastrófico en una sociedad, es percibir que la corrupción se hizo crónica, es decir, que es imposible combatirla eficazmente. Y para reconstruir esa credibilidad perdida, se requiere dar resultados frente a casos paradigmáticos de corrupción”, dijo según el informe de prensa.

Al referirse a la elección popular de alcaldes, el Procurador General aseguró que actualmente no se tiene un balance satisfactorio para la institucionalidad: “Ese tema hay que ponerlo sobre la mesa; a la elección popular de alcaldes hay que hacerle una reingeniería”, aseguró.

El Jefe del Ministerio Público se refirió además a los riesgos de corrupción que por los costos de las campañas se generan en los municipios: “(…) se nos dice cómo los altos costos de las campañas electorales permiten que se compren los alcaldes, y que comprando los alcaldes lo que se está comprando es el presupuesto y la actividad contractual subsiguiente, y que esa cooptación es otro escalón para la cooptación de nuestro sistema jurídico y político”.

En este sentido, planteó la importancia de analizar y discutir qué tanto el sistema de elección de alcaldes genera hoy vulnerabilidades que permiten la cooptación de lo público.