La encrucijada del aeropuerto Eldorado

La Aerocivil espera que el Minambiente habilite la segunda pista (lado sur) para operar durante las 24 horas del día, y poder adelantar las obras de la pista norte sin que se generen mayores traumatismos en la operación.

En ‘alerta máxima’ están la Aerocivil, las aerolíneas y los usuarios del aeropuerto Eldorado de Bogotá, por los trabajos que debe iniciar Opaín a partir de mayo en la pista norte del terminal aéreo, lo que sin duda causará serios traumatismos a la operación. Y ante ese escenario, el panorama en el aeropuerto no es el más halagüeño, simplemente, porque Eldorado está en obra.

Y es Sergio París, secretario de Sistemas Operacionales de la Aerocivil, quien tiene la no grata tarea de buscar un punto intermedio que permita integrar armónicamente la realización de las obras, la operación aérea con el menor grado de traumatismos y que los pasajeros tengan las mínimas molestias, entre mayo de este año y octubre de 2013.

Es un reto a contrarreloj que poco le da espacio a París para explicar al detalle, pues  cada una de las obras que tendrá el aeropuerto en los próximos meses hacen parte de una larga lista. Sin embargo, ya arrancó la socialización de este proceso vital para la conectividad. Pero la meta está en tratar de causar el menor malestar a la operación.

Algo imposible, señala París, quien no para de recibir llamadas y de contestar correos en su celular. “No estoy para nadie, tengo que concluir esta entrevista”, sentenció a su secretaria, quien entraba y salía de su oficina con documentos y más documentos.

“Vea, los primeros trabajos en la pista norte están previstos para que arranquen el primero de mayo de este año, pero esto depende de que el ministerio del Medio Ambiente nos autorice la operación de la segunda pista (lado sur) las 24 horas, y se aprueben las licencias para intervenir la zona oriental y occidental. De lo contrario, se generaría un gran traumatismo con las 900 operaciones diarias”, comenta.

Cerrando la ventana de su oficina, para que el ruido de los aviones no se ‘meta’ y moleste, advierte: “Me tengo que ir, ya todo está dicho” y concluye: “En términos prácticos, lo que se va hacer en los primeros trabajos, en la zona oriental, es quitar toda la tierra que está paralela a la pista norte (conocida como zona de seguridad), para eliminar los obstáculos y volverla a poner de manera compacta, como lo exigen las normas aeronáuticas internacionales”, señala.

Pero hacer esta tarea, algo aparentemente sencillo, implicará levantar la red de luces ILS (sistema de aterrizaje por instrumentos) y ALS y volverlas a instalar, lo cual sin duda generará el trancón en el aeropuerto, indica París, quien arruma uno a uno los documentos que expondrá en una reunión luego.

Se iniciará con la zona oriental, donde se debe conformar la parte  Resa (Área de protección contra la erosión), la ampliación de las bahías de espera y zonas de seguridad. Luego se hará lo mismo en la zona occidental y posteriormente se intervendrá la parte media de la pista (ver gráfico). También hay que trasladar una subestación de energía y aunque el movimiento será mínimo, también impactará la operación aérea.

Una vez se concluya este proceso, que debe durar seis meses, se construirá la plataforma del Terminal 2 (T2), necesaria para el embarque y desembarque de pasajeros.

A pesar de que aún no hay autorización para arrancar los trabajos, la Aerocivil adelanta conversaciones con las aerolíneas para socializar el proceso. Algunas como Avianca han mostrado su inconformismo con el proyecto de restricción que le ha presentado la Aerocivil.

El presidente de Avianca, Fabio Villegas, dejó saber  que creen “que es posible minimizar el impacto en la operación, si estas obras se desarrollan de manera adecuada. Ya tuvimos una experiencia en 2009 con las obras de repavimentación, que causaron caos, por lo que el Gobierno tuvo que intervenir para corregir esa situación. Eso es lo que le estamos pidiendo a la Aerocivil, que revise y mire los procesos que se están proponiendo y que traten de adoptar las mejores prácticas de ingeniería para minimizar el impacto de los viajeros”.

Y agregó: “Yo no veo cómo la industria aérea en Colombia puede recortar las operaciones en Eldorado. Hemos venido discutiendo cronogramas, mirando fechas y alternativas y todavía creemos que es mucho lo que se puede hacer. Realmente no nos sentimos cómodos con lo que está proponiendo la Aerocivil. El Gobierno puede encontrar mejores prácticas de ingeniería, como las encontró en 2009”.

La segunda pista

Otro problema que está a la vuelta de la esquina es la repavimentación de la segunda pista (lado sur), que deberá arrancar el primero de febrero del próximo año. “Lo que estamos proponiendo es que la intervención se haga de viernes a domingo entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana”, señaló el funcionario.

Ahora lo que viene es suscribir un acta de operación con las aerolíneas, que no es otra cosa que un compromiso que avale el proceso constructivo. Luego de suscribir el acta vendrán los notam (cierres oficiales de la pista).

Actualización del Plan

Además de las obras, la Aerocivil espera que esta semana la Embajada de Estados Unidos legalice un crédito no reembolsable por US$900 mil, que serán destinados al ajuste del Plan Maestro del aeropuerto Eldorado, que fue realizado por Aeropuertos de París. La idea es que el ajuste defina lo que debe tener el aeropuerto para los próximos 30 años.

También aparece en el cronograma la construcción de la nueva torre de control, para lo cual se abrió un concurso de consultoría por $1.500 millones, con lo que se edificaría una torre de categoría mundial. Este estudio también deberá definir la altura y el valor de la obra, que podría estar entre $20 mil millones y $32 mil millones y deberá estar lista en octubre de 2013, cuando se iniciará la demolición de la actual terminal de Eldorado.

Cronología de las obras de Eldorado

2011

1° de mayo

Arrancará la intervención de la zona 1 (oriente) de la pista norte del aeropuerto Eldorado de Bogotá. Zona de Resas (área de protección contra la erosión), bahías de espera, zonas de protección y franjas.

2011

1° de julio

Se iniciarán las obras en la zona 2 (occidente). Allí se intervendrá la zona de Resas, bahías de espera, zonas de protección y franjas. Los trabajos terminarán en agosto.

2011

1° de septiembre

Se realizará la misma tarea en la parte central, denominada como zona 3. Entre junio y noviembre se dejarán listos los sistemas de aproximación y se hará la canalización de luces.

2011-2012

Junio

Empezará la construcción de la plataforma de la Terminal 2 (T2). Allí será la zona de parqueo de la nueva terminal, la cual ya está en construcción. Las obras de la plataforma tendrán una duración de un año.

2012

Febrero-agosto

Se dará comienzo a la repavimentación de la segunda pista (lado sur) el 1° de febrero. Simultáneamente se hará la repavimentación de las calles de rodaje. También la canalización eléctrica, el balizaje y  radioayudas.

2012-2013

Agosto-julio

Comenzará la construcción de las plataformas noroeste T1-T2 y la plataforma exterior noroeste entre agosto de 2011 y junio de 2012. En agosto de 2012 empezará la plataforma exterior suroeste y terminará en octubre de 2013.

Hay que buscar alternativas: Iata

Durante su reciente visita a Bogotá, el presidente de la Iata (Asociación Internacional del Transporte Aéreo), Giovanni Bisignani, anunció que su entidad ayudará al Gobierno en la búsqueda de alternativas de menor impacto, porque considera que no hay que dejar las cosas para mañana.

Antes de dejar su oficina, Sergio París cerró su entrevista señalando que se podrán asignar nuevas rutas, pero tendrán que acoplarse dentro de esa capacidad. Lo correcto es afirmar que no tener una pista impactará la capacidad del aeropuerto, explicó.

El funcionario recalcó que su equipo viene trabajando al límite para evitar que se presenten problemas como los que retrasaron las operaciones aéreas durante los trabajos de repavimentación de la pista norte en 2009, lo que obligó al Gobierno a intervenir y a redireccionar el proceso.