A la espera de la última palabra

La reforma dice que el 30 de julio vence el plazo para que los candidatos se inscriban, pero el registrador Carlos Ariel Sánchez aseguró que la fecha correcta es el 10 de agosto, como reza la norma actual.

Que si Antanas Mockus puede ser o no candidato a la Alcaldía de Bogotá por la Alianza Social Independiente (ASI) cuando acaba de salir de la dirección del Partido Verde o que si los partidos ya deben incluir el 30% de mujeres en sus listas, son apenas dos de las inquietudes que surgen con la sanción de la reforma política y su cruce con la legislación actual de cara a las elecciones regionales de octubre 30. El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, aseguró que para salir de las dudas se le pedirá concepto al Consejo de Estado, que tendrá la última palabra.

Por eso, horas antes de sanción de la ley ayer, el ministro del Interior y de Justicia, para evitar múltiples interpretaciones de las normas que regirán en los próximos comicios, aseguró que espera el concepto del alto tribunal, a más tardar el martes, para “aclarar, con fuerza vinculante, las dudas que surgen de la aplicabilidad de la reforma política”. Es decir, si las cosas salen como cree, sólo hasta la próxima semana se sabrá si las intenciones de la ASI de darle su aval a Mockus, podrán materializarse.

El vocero de dicho movimiento, el senador Marcos Aníbal Avirama, aseguró que el exalcalde de Bogotá y exaspirante a la Presidencia de la República quiere ser su candidato. Lo que estaría pendiente para concretar dicha posibilidad  sería la parte jurídica y, según el congresista, sólo se realizará la inscripción cuando las cosas estén claras.

“Ahora todo le corresponde al equipo político de Mockus, no es asunto nuestro lo de su posible impedimento. Él viene con la ASI desde hace mucho tiempo, fue candidato a la Alcaldía en dos períodos y también a la Presidencia. Hablé con él por teléfono y lo que hay es apenas una intención. Queremos tener resuelto cualquier asunto jurídico para no tener dificultades”, agregó Avirama.

De acuerdo con la Misión de Observación Electoral (MOE), uno de los principales problemas de que esta ley se sancione en pleno período electoral es que se generan incertidumbres que a la larga serán trasladadas a los despachos judiciales.

En la actualidad no hay ninguna barrera para que quien fuera directivo de un partido se presente por otro, pero la nueva ley sí establece que “los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido, o movimientos políticos o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de éstos, deben renunciar al cargo 12 meses antes de postularse. Incumplirlo se traduce en doble militancia que implica sanciones y la revocatoria de la inscripción”.

La única excepción a este punto es cuando los movimientos políticos sean disueltos por decisión de sus miembros o pierdan la personería jurídica por causas distintas a las sanciones previstas en esta ley.

Otro duda que tiene que ver con la doble militancia es si aplica únicamente en partidos con personería jurídica o incluye a los grupos significativos de ciudadanos, pues mientras que la Constitución del 91 hace referencia a partidos y movimientos políticos con personería jurídica, esta ley omite tal detalle.

El primer choque parece haber salido a flote. Mientras la nueva reforma política dice que el 30 de julio vence el plazo para que los candidatos se inscriban, el registrador Carlos Ariel Sánchez aseguró que la fecha correcta es el 10 de agosto, como reza la norma actual, porque los términos empezaron a correr.

El argumento de Sánchez es que ya están corriendo algunos términos del calendario electoral, por lo tanto, se aplicará la Ley 153 de 1887, que en su artículo 40 señala: “Las leyes concernientes a la sustanciación y ritualidad de los juicios prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que deben empezar a regir. Pero los términos que hubieren empezado a correr, y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren iniciadas, se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación”.

No obstante, Sánchez aseguró, por cuenta de la reforma política, que en las próximas elecciones sí aplica la asignación de recursos adicionales para la identificación biométrica de sufragantes y digitalización y publicidad de las actas de mesa o formularios E-14. Y que, además, si Mockus no quiere quedar inhabilitado, debería haberse inscrito hasta antes de que se sancionara la reglamentación de la reforma política.


Mapa de riesgo electoral


Paralelo a la sanción de la reforma política, el Gobierno reveló las zonas donde se presentan las mayores amenazas a los candidatos y al proceso electoral de octubre próximo.

Según el reporte oficial, la zonas rojas se localizan en Arauca, La Macarena y los llanos del Ariari; el sur de Córdoba y Sucre; el occidente del Valle y el Magdalena Medio; Catatumbo y Cesar; Nariño y Putumayo; el centro de La Guajira y norte del Magdalena; y el sur del Tolima y oriente del Huila.