Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 39 mins

La estela de destrucción del río Bogotá en la Sabana

Las predicciones más preocupantes se hicieron realidad en la madrugada del viernes, cuando la creciente volvió inundar la Universidad de la Sabana.

Las autoridades ambientales lo advirtieron hace tres días cuando el nacimiento del rio Bogotá resultó desbordado por las intensas lluvias que superaron sus mecanismos naturales de autorregulación de agua y crearon un enorme caudal que al cabo de 72 horas habría de llegar a la zona urbana colindante con la ciudad:  esta madrugada la furia del Bogotá volvió a sacarlo de su cauce en inmediaciones de la Universidad de La Sabana creando graves inundaciones que hasta este momento no han podido ser controladas.

Aunque las autoridades del claustro aseguran que esta nueva creciente no eleva en gran medida las perdidas ocasionadas por el desbordamiento de hace dos semanas, sí retrasa la recuperación de sus instalaciones para la normalización de la prestación de servicios en el campus.

El riesgo es mayor si se tiene en cuenta que las aulas mantienen en permanente amenaza la autopista norte, vía indispensable para el tránsito vehicular desde y hacia Bogotá. De hecho la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca  informó que fue gracias a inundación de la universidad que el caudal del río se redujo y  evitó una tragedia mayor del otro lado del la autopista.

También el desbordamiento de los ríos Suárez y Simijaca causaron grandes inundaciones en más de 6 mil hectáreas en los límites entre Cundinamarca y Boyacá. Las autoridades informaron que se desbordaron cinco afluentes, originando una alerta máxima en el municipio de Simijaca.

El desastre invernal afecta ya a 29 departamentos y tiene más de 2 millones 200 mil damnificados, según la Dirección de Prevención de Desastres. Además de la crítica situación en Cundinamarca, el invierno ha golpeado fuertemente los siete departamentos de la costa Atlántica y Santander, departamento que presenta graves problemas de comunicación con el resto del país, desde noviembre del año pasado.