"La fórmula del gobierno no tiene ninguna justificación"

La segunda vicepresidente del Senado, Alexandra Moreno Piraquive, participó en el debate sobre el elevado precio de los combustibles.

La segunda Vicepresidente del Senado Alexandra Moreno Piraquive, coordinadora de la Comisión de Seguimiento al Precio de los Combustibles, denunció durante el debate al ministro de Minas en el Congreso de la República, que existe especulación y abuso del Gobierno en el cobro del precio de la gasolina.

La congresista del MIRA dijo, que la propia Contraloría señala que producir un galón de gasolina cuesta la mitad de lo que paga hoy un colombiano en cualquier estación de servicio y aseguró que la fórmula del Gobierno no tiene ninguna justificación ni legal ni económica, ni siquiera, si se cobrara al precio internacional alcanzaría el valor que hoy se está imponiendo por el combustible en el país.

Moreno Piraquive aseguró que, si el Gobierno quisiera bajar el costo en $800 pesos, sólo tendría que suspender dentro de la fórmula los cobros de tres componentes como el impuesto global, la tarifa de marcación y el que se cobra como margen de continuidad, tres ítems que deben eliminarse para abaratar costos de la gasolina.

“A la fórmula del Gobierno para imponer el precio de la gasolina, se le ha venido colgando impuestos tras impuestos, encareciendo su precio hasta convertirla en una de las más caras de la región. Hoy pagamos en impuestos el 32 % y el Gobierno nunca ha podido explicar con certeza el porqué de esta especulación”, anotó.

La legisladora pidió al Gobierno eliminar de la fórmula el impuesto global creado por el Gobierno como mecanismo temporal en 1995 para hacer inversiones de infraestructura que se convirtió en un tributación permanente, la tarifa de marcación, que busca controlar a través de un catalizador la procedencia de la gasolina en las estaciones de servicio para saber si es robada o de contrabando, dispositivo de prueba que debería estar a cargo del productor y no diferírselo al consumidor.

Igualmente, Piraquive solicitó el desmonte de ítems "camuflados" como el llamado margen de continuidad, una contribución que nació como impuesto para garantizar la distribución en todo el territorio a través de la construcción de oleoductos, que se viene cobrando sin haber construido hasta el momento ninguno de los programados; impuesto que recauda 614 millones diarios y cerca de 224.000 millones al año.

Además enfatizó que la sobretasa está mal calculada, hoy vale $1.100 por galón y debería costar tan sólo 600, si se calcula sin tomar en cuenta los costos que se le cargan vía IVA, impuesto global y de continuidad.

Temas relacionados