La Haya pedirá el arresto de los jefes del régimen libio

La Corte Penal acusa a Gadafi de crímenes contra la humanidad.

Luis Moreno Ocampo, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, pedirá la detención de tres miembros del régimen de Gadafi por haber cometido crímenes contra la humanidad. Así lo anunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que le autorizó para que investigara los atropellos de los derechos humanos cometidos en el país norteafricano desde el 15 de febrero.


El fiscal no desveló los nombres de los acusados, pero del informe presentado se desprende que el propio dictador libio podría estar entre ellos. "Unas pocas personas controlan las instituciones que ejecutaron las órdenes criminales", dijo el fiscal. Los cargos que maneja incluyen asesinato, detención ilegal y persecución y tortura de civiles. "Las fuerzas de seguridad también abrieron fuego de forma sistemática contra manifestaciones pacíficas", añadió.


Las cifras de víctimas barajadas por Ocampo hablan de hasta 700 muertos solo en febrero. El equipo de expertos de la fiscalía dispone asimismo de "datos relevantes" sobre el uso de bombas de racimo y otra munición pesada contra zonas urbanas. Ciudadanos indefensos han sido utilizados como escudos humanos y se ha bloqueado la ayuda humanitaria. "Civiles en Trípoli, la capital libia, fueron perseguidos por su supuesta participación en las revueltas. En otros lugares, como Zauiya, Zintan y las montañas de Nafusa, ha habido desapariciones y destrucción de mezquitas. Gentes que participaron en las marchas, o que hablaron con la prensa, figuran entre los afectados. Asimismo se procedió a la expulsión de ciudadanos egipcios y tunecinos, sospechosos de simpatizar con la revuelta", sigue el informe de la fiscalía.


Encargado por la ONU el 26 de febrero, el estudio incluye a su vez los presuntos crímenes cometidos por la oposición a Gadafi. En particular, los linchamientos de supuestos mercenarios a manos de los rebeldes en Bengasi. "Hay informes de grupos de subsaharianos arrestados por los opositores. Aún no está claro si eran inmigrantes o prisioneros de guerra". Ocampo pedirá en las próximas semanas a los jueces de la CPI que emitan las órdenes de detención. Si Trípoli se niega a colaborar, la ONU deberá decidir cómo lograr las detenciones.

Temas relacionados
últimas noticias