La inmensa minoría

En medio del optimismo que promulga a Twitter como el vehículo de la revolución, una investigación asegura que los medios de comunicación la dominan en gran parte.

Cada minuto, los cerca de 190 millones de usuarios de Twitter producen algo así como 50.000 mensajes. Al día, se suben al sitio cerca de 65 millones de tweets. Buena parte del enorme movimiento de la plataforma recae apenas en unos pocos. Para ser más exactos, el 50% de la información proviene y es movida por sólo 20.000 personas, lo que representa menos del 0,05% de la gente que habita en ese microcosmos que es Twitter.

El hallazgo corre por cuenta de Winter Mason, Duncan Watts y Jake Hoffman, de la división de investigaciones de Yahoo!; y Shaomei Wu, una estudiante de doctorado en ciencias de la información de Cornell University, en Estados Unidos. Mediante el análisis de cerca de 260 millones de links en Twitter, el grupo pudo corroborar algo que ya se intuía: el flujo de la información en el sitio está en manos de unos pocos.

Pero, ¿qué significa esto? Nada bueno para una plataforma que en recientes meses ha sido postulada como vehículo revolucionario. Según el estudio de los investigadores, titulado ¿Quién le dice qué a quién en Twitter?, la vasta mayoría de la información que circula en el sitio es originada por los medios tradicionales de comunicación masiva. ¿El periodismo ciudadano es un espejismo, al menos en este servicio en línea? “No”, responde Wu, aunque aclara que “Twitter les permite a todos tener una voz, pero ¿qué tan lejos podrá llegar? “Si el público decide seguir sólo a las celebridades, no mucho”.

El estudio sostiene que cada gremio está pendiente de sí mismo: las celebridades siguen abrumadoramente a sus pares y lo mismo sucede con los medios de comunicación. Cada uno mirando encima del hombro, pero no más allá. Sin embargo, hay aquí un dato interesante y es el papel de los blogueros en la redistribución de la información.

De acuerdo con Wu, este grupo de usuarios son responsables de la gran mayoría de retweets (replicar algo dicho por otro usuario): un usuario común y corriente recibe sólo 15% de sus tweets directamente de los medios de comunicación, aunque la información haya sido originada en un principio por estos últimos. “Los únicos usuarios que realmente interactúan en Twitter son los blogueros”.

Para la investigadora, estos usuarios son hoy una fuente prioritaria de información. Sin embargo, el panorama global de los blogs no es muy alentador. De acuerdo con la firma Technorati, hay entre siete y diez millones de estos sitios en la red, pero sólo entre 50.000 y 100.000 generan todo el tráfico. Hay incluso algunos, como Charles Arthur, del periódico británico The Guardian, que aseguran que la era del blog está muriendo, entre otras cosas, porque sus usuarios han migrado a lugares como Twitter y Facebook.

Cinco años después de su creación, Twitter ha logrado tener un impacto en la forma como se produce y distribuye la información. Los recientes acontecimientos políticos en Túnez y Egipto pueden ser un argumento irrefutable de esto. Aún así, la herramienta sigue demasiado apegada al modelo clásico dominado por los medios de comunicación masiva. ¿Será esta, en el futuro, la plataforma para el disenso, para la revolución? A la luz de los datos aportados por Wu y sus compañeros, la respuesta sería, hoy en día, no.

Temas relacionados