La lupa a los contratos de integración

Habla la nueva secretaria de este despacho.

Aunque apenas cumple su tercer día en cabeza de la Secretaría de Integración Social, Inés Elvira Roldán se apresta a responder ante las polémicas alrededor de  los procesos de contratación que han salpicado a esta Secretaría, a cumplir las metas de desarrollo durante los próximos seis meses y a dejar listo el modelo de atención para la ‘Calle del Bronx’.

Con respecto a las supuestas irregularidades halladas en contratos por $60.000 millones firmados con seis fundaciones que pertenecerían al arquitecto Julio Gómez, según denuncia hecha por el concejal de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, y frente a otras presuntas irregularidades en presupuestos destinados a comedores comunitarios, Roldán  asegura que hará seguimiento a esos y a los demás  contratos de la Secretaría, mostrará cómo se ejecutan los recursos y mejorará la calidad de los servicios. “Cualquier irregularidad será conocida y corregida: mi misión es control, transparencia y ejecución”. 

Del presupuesto global que tiene la Secretaría, correspondiente a $590 mil millones, ya se ha contratado el 82%. Durante los siguientes 90 días no se podrá contratar debido a la Ley de Garantías, pero luego los recursos restantes se destinarán a crear el modelo de atención para la ‘calle del Bronx’ y cumplir  metas de atención a la juventud.

Roldán, quien lideró el proceso de recuperación del Cartucho,   ahora se enfrenta a una ciudad que tiene otras zonas invadidas por el narcotráfico y la indigencia, como la ‘Calle del Bronx’, de la localidad de Los Mártires. Su compromiso es   diseñar un modelo para montar los servicios que garanticen los derechos de quienes allí viven e iniciar la recuperación de la zona: con alojamientos, servicios terapéuticos, trabajadoras sociales, psicólogas... “Mi compromiso es dejar el modelo de atención para el Bronx y convenir con la próxima administración para que haya continuidad en el proyecto”.

 Otra de las prioridades de la Secretaría, y cuyas metas son las de más bajo cumplimiento, es la atención a los jóvenes. La nueva secretaria aplaude el retorno del padre Javier de Nicoló, quien fue partícipe en la recuperación del Cartucho y es, según ella, “un dios en la calle”. Con él, sumará experiencias para modernizar el modelo de atención a jóvenes, incluyendo la tecnología que esta población reclama y ofreciéndoles un centro comunitario para el cual ya se está buscando lugar.

Además,  Roldán tiene un  reto personal: ganarse el premio a la calidad. “Ya lo gané dos veces cuando trabajaba en el Instituto Para la Economía Social, estoy acostumbrada a ganarlo y con mi  gestión me lo voy a   volver a ganar”.