"La mano peluda aparece por cualquier lado": Clara López

Que no se compromete con una fecha para entregar Transmilenio por la 26, que la construcción de ese sistema por la 7ª se complica y que hay un crimen organizado fuerte en la ciudad, son algunas de las revelaciones de la mandataria encargada de la capital.

Esta semana, en su primera entrevista después de haber sido suspendido por la Procuraduría, el alcalde Samuel Moreno Rojas la llamó “Clarita” y afirmó que, mientras él tuvo que padecer los dolorosos, a ella le están tocando los gozosos. Una ciudad alterada por más de 100 frentes de obras, muchas de ellas atrasadas; unos índices de percepción de inseguridad disparados, unas licitaciones millonarias bajo el ruido de presuntas irregularidades y un proyecto bandera, el del metro, más enredado que nunca, evidencian sin embargo que son más las manos peludas que se ha topado Clara López Obregón en los 45 días que lleva como alcaldesa encargada.

El término lo acuñó ella misma hace unos días cuando, junto con todos sus empleados, firmó un compromiso público por la transparencia y la ética anunciando que no permitirá que ninguna “mano peluda” se robe los recursos de los bogotanos. Sonriendo, sentada en el despacho que alguna vez ocupó su jefe cuando ella era su secretaria de Gobierno y mujer de confianza, explica que la mano peluda es la mano corruptora de quienes no cumplen la ley, de quienes toman atajos, de quienes no hacen las cosas correctamente. “Claro que son la excepción y no la regla”, advierte enseguida.

Para esta conversación, viste un impecable sastre de pantalón negro y gris, luce maquillada y acepta hablar de todos los temas. “Y ya veré cómo hago si me hace una pregunta que no pueda responderle”, aclara. Cruza las piernas. Casi una hora después, lo revelado supera lo que no se puede contestar: no hay fecha para la puesta en funcionamiento del sistema Transmilenio por la calle 26 y por la carrera 10ª, a pesar de las declaraciones de varios de sus subalternos que prometen que en el primer semestre de 2012 estará lista la megaobra. “No me puedo comprometer con una fecha hasta no tener resueltos los problemas jurídicos”.

Se complica el Transmilenio por la carrera 7ª: para esos trabajos se requieren obras de mitigación del riesgo de deslizamiento en la Avenida Circunvalar y el cronograma preliminar de las mismas habla de más tiempo del que está contemplado en el otrosí que firmó el contratista que hará la troncal y que aceptó la espera. “Es una obra compleja, tiene mucha oposición ciudadana y esa es una voz que se tiene que escuchar… Tenemos que valorar jurídica y técnicamente la mejor decisión”.

La percepción de inseguridad no es gratuita: “Hay un crimen organizado fuerte en Bogotá que puede tener conexiones y hacerles tareas a las bandas criminales. Preocupa que en unos sectores, no le voy a decir cuáles, para no estigmatizar, de las goteras y no tanto de las goteras de la ciudad, haya grupitos que pretenden cobrar extorsiones a los comerciantes, a los transportadores. Grupitos que ponen toques de queda en sectores pequeños o en sectores más amplios. Eso no es banda criminal, pero es terrible”.

López también reveló otros asuntos...

1. Un balance

Clara López Obregón asegura que desde su primer día como alcaldesa encargada por el presidente Juan Manuel Santos se propuso decir siempre la verdad sobre todos los temas pero, como los tratos son de doble vía, afirma que asimismo esperaría la colaboración ciudadana necesaria para “la reconducción” de la capital.

Usted ha cambiado buena parte del gabinete de Samuel Moreno, ¿acaso quiere marcar distancia de él?

Yo he llamado a personas muy idóneas de mi partido (el Polo Democrático), tal vez no son las que han figurado siempre, pero pertenecen a esa reserva intelectual, moral y ética que tienen todos los partidos. Los he llamado para que en equipo hagamos lo que nos corresponde por reconducir Bogotá y poner la casa en orden.

¿Y cómo interpretó que el presidente Santos, horas antes de que usted se posesionara, pusiera una alcaldesa ad hoc para que ella radicara en el Concejo la venta de la ETB (Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá), proyecto con el que no está de acuerdo el Polo?

Eso no tiene demasiadas interpretaciones, era un proceso que venía de atrás y yo lo acepté. He procurado que se escuchen todas las posiciones. Es que esta ciudad estaba acostumbrada a escuchar solamente una: que había que privatizar la ETB porque es un cascarón. Y resulta que ni es un cascarón ni la venta es la única opción.

2. Los ruidos de la basura

Para la historia quedará que durante el mandato de Clara López se entregó la millonaria licitación del Sirci, que es el sistema integrado de recaudo que pondrá a funcionar los buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). El negocio recogerá $6 mil millones diarios y se entregó hace una semana en medio del ruido de denuncias que no han podido ser comprobadas. La alcaldesa dice que, para blindarlo, pidió el acompañamiento preventivo de la Procuraduría. El próximo mes le tocará encarar un reto similar: la adjudicación de las basuras, en cabeza de una funcionaria destituida en primera instancia por presuntas irregularidades en la licitación del relleno Doña Juana.

¿Qué va a pasar con esa licitación, que asciende a $2,5 billones, si la Procuraduría ratifica la destitución de Miriam Martínez?

La licitación tiene que seguir. Hay que aclarar que a la doctora Miriam no la están acusando de robarse plata. En estos momentos no tiene impedimentos.

La candidata a la Alcaldía Gina Parody le pidió que, para tranquilidad de los bogotanos, firme usted misma esos contratos, ¿qué responde?

Yo no tengo ninguna reticencia en llevar hasta sus últimas consecuencias la responsabilidad que tengo para con Bogotá, pero resulta que uno como funcionario tiene que atenerse a la ley y la ley no sólo no permite, sino que prohíbe que yo firme esos contratos. La estructura del Distrito está diseñada de tal forma que cada entidad tiene que ser autónoma, siguiendo además el estatuto orgánico de contratación nacional, que es el que nos rige en Bogotá.

3. Inseguridad: percepción o realidad

Clara López asegura que las amenazas a la seguridad ciudadana no han variado mucho desde que fue secretaria de Gobierno: bandas delincuenciales, intolerancia, violencia intrafamiliar… es variado el panorama y por eso la receta no es sencilla. Por ahora, la mayor apuesta seguirá siendo el plan cuadrantes (un sector pequeño a cargo de un grupo de policías). Hay 768 y la meta es finalizar el año con mil.

¿Qué tanto ha servido la restricción a la venta de licor para ciertos establecimientos y después de ciertas horas? Se sabe que algunos tenderos están burlando la norma…

Ah, es que la mano peluda aparece por cualquier lado. Están cambiando su razón social, pero no lo podrán seguir haciendo. La medida ha tenido un éxito que cautelosamente decimos es importante: la reducción en los homicidios: del 23 de junio al 10 de julio se registraron 27. En 2010, en el mismo período, fueron 52.

¿Hay o no bandas criminales en la ciudad?

En el Consejo de Seguridad nos dicen que no están asentadas, pero eso no quiere decir que su accionar no llegue hasta Bogotá. Yo estoy convencida de que hay accionar de bandas criminales en Bogotá. Eso sí: tenga la seguridad de que no vamos a permitir que manden acá.

4. Y el metro...

Esta semana, el Gobierno insistió en que no hablará del metro, el proyecto bandera del Polo en Bogotá, con la actual administración. La alcaldesa respondió pidiendo una cita con el presidente Santos para mostrarle los últimos estudios que determinan la demanda que tendría la primera línea.

¿Cree que tendrá tiempo de concretar el metro?

El metro rebasa el tiempo de una sola administración, de dos y hasta de tres. Si después de cada administración, hacia su final, se desecha el trabajo avanzado, se archivan los estudios y se vuelve a comenzar, Bogotá no tendrá el metro que requiere. Y es una megaobra que no da espera.

***

El próximo 3 de agosto se cumplirá la suspensión de tres meses a Samuel Moreno y la Procuraduría tendrá que decir si pide o no una prórroga. Aunque la alcaldesa está a la espera de lo que decida el organismo de control, sigue con sus planes de gobierno y, a la pregunta de qué futuro tiene planeado después de su encargo, contesta: “Mi línea ha sido siempre trabajar por mi país, desde la academia y desde la política. A eso me dedicaré a partir del próximo 1º de enero”. Por ahora, advierte, continuará persiguiendo a los de la mano peluda.