La nueva cara de El Salado

Más de 300 hectáreas de terreno serán entregadas para el desarrollo de cultivos productivos a un grupo de familias que habían sido desplazadas del departamento de Bolívar.

Con algo más de $1.000 millones que entregará el Gobierno a un grupo de pobladores del departamento de Bolívar y que servirán para comprar los predios La Conquista y La Quimera en el corregimiento de El Salado, los integrantes de 63 familias desplazadas por la violencia podrán sembrar unas 70,36 hectáreas de cacao y plátano, 9,20 de melón cultivado con sistema de riego, 56,63 de tabaco y maíz, 21,83 de ñame y 10,12 de yuca.

La noticia fue anunciada por Juan Manuel Ospina, gerente general del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, quien aclaró que con la resolución 0858, que es con la que se da vía libre a esta adjudicación y direccionamiento de recursos, “se inician formalmente las actividades relacionadas con el proyecto productivo que reactiva la vida económica de esta comunidad que fue gravemente afectada, tras años de violencia de grupos armados al margen de la ley”.

De hecho, el proyecto contó con el apoyo de la Agencia del Gobierno de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), la Fundación Semana, Coltabaco y Acción Social, quienes serán precisamente los que ayudarán en el desarrollo los proyecto productivo que en total suma 320 hectáreas.

“Esta resolución muestra nuevamente el compromiso del Gobierno colombiano con las comunidades víctimas de la violencia que, como El Salado, han sufrido un letargo en su desarrollo social y económico. Esta iniciativa es un ejemplo de que es posible que las comunidades unidas y pujantes logran sacar adelante grandes metas. En ese sentido OIM está comprometido con la estructuración de proyectos para que -con el apoyo de la comunidad internacional, los empresarios y el Gobierno- salgan adelante otras comunidades que han vivido historias similares”, aseguró Marcelo Pisani, jefe de Misión de OIM Colombia.

En cuanto a los ingresos que tendrán las familias beneficiadas por este anuncio, que hoy son menos de un salario mínimo, tendrán un importante incremento de sus ingresos, de acuerdo con la OIM, pues tan pronto empiece a andar, recibirán cerca de dos salarios mínimos más las utilidades anuales por la comercialización de los productos. Un proyecto estudiado y estructurado técnicamente por la misma organización y que contará, ya en una inversión global, con unos $6 mil millones, aportados tanto por el Gobierno como por las organizaciones participantes. El monto reúne no solo el dinero para la compra de tierras, también la construcción de la infraestructura para la siembra, la mano de obra, los gastos administrativos y la compra de insumos.

Los sistemas de riego estarán soportados en un embalse que se construirá en 12,6 hectáreas, desde donde se alimentará “la cuenca hídrica efímera que atraviesa el predio”, detalla el texto del proyecto. El documento aclara que las áreas de bosques serán protegidas y mejoradas para ir acorde con la protección del medio ambiente.  

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué estoy pagando en un tiquete aéreo?

Censo de población, una puerta a la vez