La ONU reprende a Colombia

En un informe entregado en Ginebra se afirma que las tragedias naturales no son una "prioridad real" del gobierno de este país.

La ONU reprobó a Colombia en sus políticas de prevención de desastres. Un informe entregado ayer por este organismo, en la Tercera Conferencia Global sobre la Reducción de Desastres celebrada en Ginebra, sentencia: “A pesar de la magnitud de los costos de estas tragedias, la reducción del riesgo a menudo se percibe como una prioridad menor frente a la estabilidad fiscal, el desempleo y la inflación. Las evidencias de Colombia, México y Nepal indican que este juicio corresponde a la poca visión de futuro”.

Más adelante el informe señala que la distribución del ingreso en Colombia y México es una muestra del “desinterés” de ambos países para atender las pérdidas ocasionadas por eventos naturales y que suelen terminar cubriendo las familias afectadas, marginadas. “Las pérdidas ocasionadas por los eventos naturales no son una prioridad real de los gobiernos de Colombia y México”, sostiene el documento, y lanza además otras frases contundentes como: “En los grandes y pequeños desastres la mayor parte del costo de los eventos la asumen las personas y las familias más pobres, que generalmente carecen de mecanismos de protección financiera”. “Hoy no se puede afirmar que el enemigo número uno de la sociedad sea exclusivamente la inflación. En verdad, los enemigos son los grandes y pequeños desastres recurrentes y, por supuesto, el desempleo”.

Menos muertes

Una de las principales conclusiones globales del informe señala que hoy el riesgo de morir por un huracán o una inundación es menor que hace veinte años (debido, principalmente, a la inversión de los gobiernos en mecanismos de prevención y emergencia), pero las pérdidas materiales y económicas en estas tragedias naturales van en aumento y cada vez pesan más sobre las economías.

Un estudio de la firma Swiss Re reveló que en 2010 las inundaciones, terremotos, sismos, huracanes y demás catástrofes en el mundo sumaron pérdidas por US$218 mil millones. En Colombia la mayor afectación se dio a causa de las lluvias, que trajeron deslizamientos de tierra y desbordamientos de ríos, provocando pérdidas por US$397 millones.

El terremoto en Japón, ocurrido dos meses atrás, y la crisis nuclear que desató, fueron también tema central del encuentro. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue enfático al asegurar que las centrales nucleares deben estar capacitadas y diseñadas para resistir estos desastres. Dijo también que el accidente en la central de Fukushima, que todavía se encuentra en alerta, reveló la existencia de “importantes lagunas” en seguridad nuclear.

Temas relacionados