La pasión del uribismo

Ante escándalos e investigaciones, el expresidente y sus colaboradores cierran filas y anuncian que darán la pelea.

Han pasado poco más de ocho meses desde que el expresidente Álvaro Uribe salió del poder y la controversia en torno suyo sigue siendo protagonista. Varias de las decisiones adoptadas por su sucesor, Juan Manuel Santos, van en contravía de los planteamientos que el exgobernante esgrimió durante sus dos mandatos; algunos de quienes conformaron su círculo más cercano de colaboradores están en la mira de la justicia y los procesos que tenía en su contra en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes —242 en total— se reactivaron.

Incluso en plena Semana Santa, Uribe tuvo un encontrón con la Iglesia católica, cuando respondió con un trino una declaración del arzobispo primado de Colombia, monseñor Rubén Darío Salazar, quien pidió respeto por las decisiones judiciales en el caso de Agro Ingreso Seguro (AIS): “Triste que su eminencia Rubén Salazar prefiera la pasión política que dar el ejemplo de prelado”.

Hay quienes hablan del “talante combativo” de Uribe, quien desde sus talleres democráticos, las continuas entrevistas en radio y su cuenta en Twitter ha manifestado sus puntos de vista sobre decisiones adoptadas por el gobierno Santos, como por ejemplo, el hacer de la ley de víctimas una bandera y de Hugo Chávez, el presidente venezolano, su nuevo “mejor amigo”, negando incluso la presencia de guerrilleros de las Farc en territorio del vecino país.

Uribe ha cuestionado también a algunos de los nuevos ministros con quienes de tiempo atrás mantiene marcadas diferencias: Germán Vargas Lleras, del Interior y de Justicia, y Juan Camilo Restrepo, de Agricultura. Incluso ha arremetido también contra el superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, y el director de Estupefacientes, Juan Carlos Restrepo, por las denuncias que éstos han hecho sobre corrupción en estas entidades desde el pasado gobierno.

En los mentideros políticos se habla de que la prolífera actividad del exmandatario es un escudo de defensa ante la avalancha de escándalos que agobian a sus excolaboradores. Uno de los más emproblemados es su exsecretario jurídico, Edmundo del Castillo, citado por la Fiscalía por el proceso de las “chuzadas” y de quien se ha hecho pública una estrecha relación con los Nule.

De igual forma ocurre con el exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, investigado por las presuntas irregularidades en la entrega de subsidios de AIS, caso en el que ya han sido detenidos varios de los exfuncionarios del Ministerio. Incluso, Uribe salió esta semana a respaldar una marcha que se planeaba hacer contra las decisiones judiciales que se han tomado al respecto, la cual fue suspendida por sus organizadores, quienes rechazaron que se le buscara provecho político.

El exsecretario general de la Presidencia Bernardo Moreno ya fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría por las “chuzadas” y ha sido citado en varias ocasiones a la Comisión de Acusación de la Cámara dentro de la denominada yidispolítica y la presunta entrega de prebendas para la reelección presidencial en 2004.

Y es precisamente en esta célula legislativa donde las cosas se han complicado para el exmandatario. Ya tuvo un encontrón con el representante Alfredo Bocanegra, que adelanta la investigación en su contra por las “chuzadas” y quien abiertamente ha manifestado que “En mí, Uribe no va a encontrar el Heyne Mogollón que tuvo Samper”. Otro que atraviesa un mal momento es el ex alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, a quien le han hecho responsable de una presunta falsa desmovilización de paramilitares del bloque Cacique La Gaitana, en el Tolima.

Con este panorama y negros nubarrones en el horizonte, el uribismo se encuentra a la defensiva y diespuesto a dar la pelea. José Obdulio Gaviria —exasesor presidencial y a quien el exdirector del DAS Andrés Peñate acusó de haberlo presionado para hacer interceptaciones telefónicas ilegales—, por medio de su programa en Cablenoticias y su columna en El Tiempo ha realizado una enérgica defensa de los postulados del uribismo, ha aprovechado para arremeter contra algunas actuaciones del gobierno Santos y no ha ahorrado calificativos para referirse a los tribunales en los cuales se llevan procesos contra varios de sus excompañeros de gobierno.

El excomisionado Luis Carlos Restrepo también salió al frente de batalla y puso en tela de juicio la fidelidad del hoy primer mandatario al afirmar que existe la creciente sensación de que éste no está gobernando con el mandato que le confirió el pueblo colombiano de continuar la obra del expresidente Uribe. Algo que también manifiestan constantemente el exvicepresidente Francisco Santos desde RCN Radio, Fernando Londoño desde Radio Súper y el periódico El Colombiano desde su línea editorial. Cada uno desde su fortín defiende la obra de los ocho años de la era Uribe e incluso se atreven a anticipar su regreso en 2014.

¿Cómo? Hay quienes aseguran que ya está caminando el impulso de una constituyente que abra las puertas a una segunda reelección no consecutiva. Lo cierto es que en los círculos políticos nadie se atreve a poner el tema sobre la mesa, aunque se escuchan voces de respaldo a Uribe, como la del senador Juan Lozano, presidente de la U, quien dice que la colectividad “seguirá luchando por preservar y defender el legado del expresidente, inspirador y miembro del Partido, en materia de seguridad democrática, confianza inversionista y cohesión social. En toda circunstancia, el Partido procederá con plena lealtad en la defensa de los intereses superiores del pueblo colombiano”.

Lo claro, por ahora, es que las elecciones locales y regionales de octubre próximo serán el escenario para medir fuerzas. Y así lo plantea el politólogo Alejo Vargas: “El uribismo se está preparando para pelear la madre de las batallas, en especial en regiones como Antioquia, donde existe un fuerte arraigo pero donde tiene también contendores muy fuertes, o en ciudades como Bogotá, donde aún no se ve nada claro pero que es seguro será un factor determinante”.