La pelea del Polo por las obras

El partido de izquierda, temporalmente apartado del poder en la capital, insiste en que la alcaldesa encargada no inaugure los proyectos que empezó el mandatario local.

Esta semana se cumple un mes desde que la Procuraduría General suspendió temporalmente al alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, y de que, en consecuencia, su partido, el Polo Democrático, perdiera provisionalmente el poder en la capital. Con el paso de las horas y de los días, algunos de los miembros de esa colectividad empiezan a dar muestras de desesperación, mucho más teniendo en cuenta la inminencia de varias obras importantes que comenzaron a ser inauguradas. Todos insisten en que el presidente Juan Manuel Santos debe nombrar pronto un mandatario encargado de la terna que el movimiento de izquierda presentó.

Este lunes en la mañana el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, se refirió al tema dando a conocer el concepto del Consejo de Estado, al que le fue consultada la terna del Polo. El alto tribunal confirmó que la secretaria de Desarrollo Económico, Mariella Barragán, efectivamente estaba inhabilitada para conformar dicha selección y determinó, además, que el Gobierno Nacional no podrá pedir más cambios en el trío.

El anuncio se da apenas un día después de que destacados miembros del Polo Democrático (como la representante a la Cámara Alba Luz Pinilla y los concejales Celio Nieves y Álvaro Argote) calificaran de “oportunista” a la alcaldesa encargada por Santos, la ministra de Educación María Fernanda Campo, al presidir la inauguración, el pasado sábado, del portal 20 de julio, el más grande del sistema Transmilenio.

Los ánimos políticos en la capital están caldeados desde que empezó la debacle de Samuel Moreno y prometen seguir calentándose esta semana, cuando se inauguren los puentes de la calle 100 con carrera 15, una megaobra que adjudicó el suspendido mandatario.

Y es que sin duda en pleno año electoral para el único partido de oposición del país resulta muy costoso quedar por fuera, así sea temporalmente, del poder en la segunda administración más grande. De esa manera opina el senador y posible candidato a la Alcaldía, Jorge Enrique Robledo, quien reveló que el Polo “está estudiando medidas legales en contra del presidente por la demora en escoger alcalde de la terna”. El legislador no duda en afirmar que el Primer Mandatario “está violando las leyes” al tener de alcaldesa encargada a un miembro de su partido.

En sentido parecido se pronunció la representante Alba Luz Pinilla, fórmula en el Congreso del hermano del alcalde, el detenido senador Iván Moreno, quien calificó lo que ocurre como “un atropello contra Samuel Moreno”.

Es claro que el Polo está muy preocupado por quién cortará las cintas de las obras y no tanto por los sobrecostos que algunas de ellas han generado. Al menos, así lo demuestran los pronunciamientos públicos de varios de sus integrantes. Al respecto, la representante Pinilla advierte: “Es que no somos ente investigador. Los sobrecostos los debe investigar la justicia”.

Incluso el senador disidente del Polo, Luis Carlos Avellaneda, se declara de acuerdo en eso: “La ministra no debería dedicarse a inaugurar las obras que empezó Samuel. Imagínese, eso es lo poco que le queda al Polo”.