La saga de un inmigrante literario

Hace 29 años dirige su periódico ‘El Sol’ en Nueva York. Ahora presenta su tercera novela.

Hace 30 años, Arnulfo Arteaga Realpe viajó a Miami a realizar una especialización sobre crónicas del tráfico de estupefacientes y cambió su vida. De Miami pasó a Puerto Rico, donde lo contrataron para trabajar en el periódico El Caribe, y de ahí a Nueva York, donde primero hizo radio y después se inventó el periódico El Sol, que lleva 29 años informando a la comunidad latina. Esta semana estuvo de paso por Colombia, pero para presentar en la Feria del Libro su tercera novela, Juana María en el paraíso.

Una versión novelada sobre las victorias y fracasos de los inmigrantes hispanos en Estados Unidos, todos unidos al codiciado sueño americano que, en algunos casos, conduce al éxito y en otros a la pesadilla. Un relato donde dos mujeres que lo protagonizan encarnan estos destinos cruzados. El de los indocumentados que se extravían en el laberinto del mundo en crisis y en el de los aventureros que un día se acostaron pobres y por efecto del azar amanecieron millonarios.

Y Arnulfo Arteaga conoce a la perfección este doble universo. De alguna manera, condecorado por dos alcaldes de Nueva York o reconocido por tres gobernadores de Estados Unidos, él representa lo que puede hacer un inmigrante cuando cumple disciplinadamente con su deber. Un día de agosto de 1982, con 12 páginas creó el periódico El Sol y después de muchos años de ejercer como redactor, fotógrafo, vendedor de publicidad, mensajero y distribuidor, hoy lo dirige y es una empresa consolidada.

Tanto que cuatro de sus hijos tomaron las riendas del periódico, tiene su sede en Connecticut y semanalmente circula con más de 40.000 ejemplares y 44 páginas. Va por el número 960 y, como lo reconoció el excontralor general de Connecticut, “a través de El Sol, Arnulfo Arteaga ha escrito una gloriosa historia de lo que es el sueño americano que todos los inmigrantes vienen a buscar a los Estados Unidos”. Él sólo siente que sigue haciendo lo que empezó en Nariño.

Nacido en el municipio de Altaquer en 1941, su primer invento fue el periódico La Verdad, que puso a circular en Tumaco. Pero su condición de andariego pronto lo llevó a Pasto, donde creó el periódico El Radar del Sur. Pasó por Cali, pero su meta era Bogotá, donde hizo carrera en Radio Súper, las revistas Vea y Cromos, hasta que llegó a Alternativa, donde compartió redacción con García Márquez y Enrique Santos. Con esta experiencia dio su salto a Estados Unidos.

Desde entonces ha ejercido su periodismo con El Sol, pero también le ha quedado tiempo para la literatura. Primero, publicó en 1991 su novela El infierno del paraíso, que figuró entre los 10 libros más vendidos en Nueva York. Después, El sueño de un sueño real, en 1998. Ahora repite con Juana María en el paraíso, con la misma temática: los inmigrantes que se abren camino en un mundo ajeno. Con ésta, su tercera propuesta de un escenario que conoce a la perfección, esta semana en la Feria del Libro, Arnulfo Arteaga volvió a Colombia.

últimas noticias

Por el recuerdo de las viejas gambetas

Escritor fantasma

En el Pacífico todos son músicos