La subasta sigue adelante

Tres empresas participarán en la adjudicación de una porción del espectro para servicios móviles y de internet. La oferta inicial será de US$94 millones.

Cuando se le pregunta por el espectro radioeléctrico, Diego Molano Vega, ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), hace un gesto de desilusión. Las razones son entendibles: de las ocho compañías interesadas en hacerse con los 30 megahertz (Mhz) de espectro en la banda de 1.900 Mhz, lo cual le permitiría a los usuarios acceder a una mejor oferta en servicios de internet y telefonía móvil, sólo tres presentaron una propuesta.

“Esperábamos que el número fuera mayor, porque permitiría la entrada de nuevos operadores y esa competencia terminaría beneficiando al consumidor”, dice el alto funcionario. Pero las noticias no son del todo malas, pues demuestran que Colombia es uno de los países más atractivos para los grandes jugadores mundiales de las TIC.

Este proceso adjudicatorio se inauguró en el primer trimestre del año con la publicación de las condiciones base y el interés de ocho grandes compañías: Nextel (operador presente en los mercados norteamericanos), la europea ETP, la ETB y las empresas que actualmente cuentan con una licencia para prestar servicios de telefonía móvil en el país: Movistar, Tigo, Comcel, Avantel y UNE (algunos fabricantes de teléfonos celulares y de equipos informáticos también manifestaron su interés). Con él, el Estado espera percibir al menos US$94 millones.

Sin embargo, el proceso también ha contado con momentos álgidos, como el que se produjo el pasado 27 de mayo, cuando los participantes expresaron sus reservas frente a algunos puntos de las condiciones, como la cobertura mínima en municipios y carreteras, los cálculos para fijar el precio base y la misma franja subastada.

Un momento que, dentro de los términos de la ley, fue resuelto por el propio ministro Molano, quien se sentó con cada uno de los interesados para resolver y explicar las dudas en torno a la subasta. “Las condiciones se fijaron después de un estudio juicioso de otros procesos de asignación en 24 países. En este también se tuvieron en cuenta las condiciones por las que se asignaron en el país las anteriores licencias en 1993 a Comcel y el operador que hoy es Movistar, y en 2003 a Tigo”, explica Óscar León Suárez, director de la Agencia Nacional del Espectro (ANE).

Los nombres de los tres participantes se darán a conocer esta semana, de acuerdo al cronograma definido para la subasta, a realizarse el próximo 10 de agosto. Ese día se conocerá al adjudicatario de esta franja, quien, dependiendo de la instalación de infraestructura y demás requisitos legales, podrá comenzar a usarla a finales de 2011.

Una noticia que, no obstante, mantiene vivo el optimismo de Molano Vega: “La franja subastada es una porción pequeña, eso está claro. Pero es el primero de muchos procesos para garantizarle al consumidor colombiano el acceso a mejores servicios de telefonía celular e internet”.

Temas relacionados

 

últimas noticias