La voz de la experiencia

Mario Alberto Yepes está satisfecho por el rendimiento del equipo en la Copa América y dice que ganarla sería la mayor alegría de su carrera.

Es sobreviviente de la única alegría continental, hace ya una década, cuando Colombia gritó “¡América!” en esa Copa que se disputó en casa. “Y también está ‘Pacho’ acá”, dice Mario Yepes, capitán, referente, símbolo de la selección que quiere dejar huella en Argentina.

En su cuarto certamen suramericano, sabe el futbolista campeón con Milan AC que para repetir aquella hazaña es necesario trabajar en conjunto, hacer fuerte el grupo, como lo ha dejado claro el combinado tricolor hasta aquí.

Y a 24 horas del choque de los cuartos de final ante Perú, el zaguero central está ilusionado, como todo el país, de meterse en el cuadro final de la Copa América.

Se siente local Yepes. Al margen de que el colombiano de mayor popularidad por estas tierras es Radamel Falcao García, el defensor vallecaucano también jugó con la camiseta de River Plate y fue campeón en 1999 y 2000, antes de ser transferido al Nantes de Francia.

Por eso lamentó el descenso del equipo de la banda roja sobre el pecho blanco, que se produjo unos días después del arribo de la selección a este país. “Es una pena. Todos aquellos que hemos jugado en River estamos tristes. Pero es un club muy grande, con una gran afición, y estoy seguro de que muy pronto va a volver a primera”, reflexionó este veterano de 35 años.

Claro que Yepes está aquí por la Copa América. Entonces, no le importará enfrentar a otra banda roja, la de Perú, que juega con una camiseta igualita a la de River. Ya está metido de lleno el hombre que porta el brazalete en el duelo con los incas.

¿Cómo se imagina el partido frente a los peruanos?

Tenemos que afrontar este partido como lo hemos hecho en nuestras tres anteriores presentaciones. Con la misma seriedad, sabiendo que hay que ganar o ganar para acceder a las semifinales y seguir mejorando. Y darle, por supuesto, esa seguridad y confianza al equipo desde el lugar que tiene uno para poder avanzar lo más lejos posible.

¿Cómo se mantiene el nivel que se mostró ante Argentina y Bolivia, especialmente?

A veces hay que ver cómo plantea el partido el rival. Argentina fue un equipo difícil, pero que propuso y el partido fue abierto. Con Bolivia pasó lo mismo. Ellos, por necesidad, tuvieron que despegarse de atrás y atacar. Pero creo que mantener el nivel depende en mayor medida de lo que hagamos nosotros. Para eso tenemos que estar bien concentrados, tranquilos y hacer un buen juego.

Y en ese sentido, ¿prefiere un Perú que vaya a buscar el partido o un Perú que los espere?

Es que Perú, como nosotros, tiene la obligación de salir a buscar el partido si quiere pasar de fase. Por eso, yo no creo que se metan tan atrás. Ojalá salga un bonito espectáculo y nosotros podamos ganar para darle una alegría al pueblo colombiano.

En los papeles, Perú parece un rival accesible para Colombia.

Eso del papel que tienen los equipos es algo de la prensa. No hay ningún rival sencillo y esta Copa América es un claro ejemplo. En ningún momento, ningún jugador de Colombia se ha confiado. Todos los adversarios son complicados.

Después de una primera ronda en la que Colombia mostró un buen rendimiento, ¿se puede decir que se aprendieron al pie de la letra el libreto del ‘Bolillo’?

Se habla mucho del partido que jugamos con Argentina, pero nosotros hemos mostrado un muy buen nivel en otros juegos. Creo que la idea está más que clara. Estamos asimilando rápidamente lo que quiere el profe y el objetivo es terminar muy bien esta Copa América con los conceptos que sean necesarios para poder encarar las Eliminatorias de la mejor manera y no terminar sufriendo.

‘Bolillo’ les reclamó “seriedad” en la conferencia de prensa. Lo hizo dos o tres veces. ¿Acaso ese pedido tiene que ver con los antecedentes?

Nosotros estamos trabajando con mucho juicio. Sabemos que nos debemos por esta camiseta y no podemos dejar detalle al azar. Si a eso se refiere el profe, tenemos todo el compromiso necesario para representar a nuestro país con toda responsabilidad. Hay que devolver a Colombia al lugar que le corresponde.

¿Cuál es la clave por la cual la selección mejoró su nivel?

Colombia mejoró porque la prioridad siempre fue formar un grupo que permitiera explotar el buen momento de los futbolistas que juegan en el exterior y que esas virtudes pudieran aplicarse cada vez que haya un partido, ya sea amistoso u oficial.

‘Bolillo’ dijo que no había que preocuparse si no ganaban la Copa América, pero no podían quedarse afuera del Mundial de Brasil...

Queremos volver a un Mundial, ese es el objetivo, aunque también lo era pasar la primera fase de la Copa América y por eso estamos conformes. La idea es estar en Brasil, pero ahora no podemos descuidar este torneo.

Con la compañía de Luis Amaranto Perea, Yepes conforma una muralla. Sin duda, ésta atraviesa un gran nivel. “Mi objetivo es aportarles a mis compañeros esa tranquilidad que les permita que el fútbol que han mostrado en sus equipos lo puedan transmitir acá”, afirma el zaguero.

¿Se siente cómodo jugando con Amaranto?

Lucho es un jugador fantástico, que se mueve con mucha sobriedad y es fuerte en la marca. Pero no es el único. Zúñiga y Armero también están pasando por un gran momento. Y Sánchez nos colabora de gran manera.

¿Cuál es el secreto de mantener el arco en cero?

Lo colectivo, el funcionamiento. Todos hemos trabajado con responsabilidad para que al ‘Neco’ no pudieran convertirle. Y no podemos apartarnos de eso.

Usted sabe que la gente está muy ilusionada en Colombia…

Y nosotros, también. Pero hay que tener humildad y estar tranquilos, no hemos ganado nada.

¿Se ve en la final?

Ahora queremos estar entre los cuatro. Después veremos.

¿Y ser campeones?

Ojalá. Sería la mayor alegría de mi carrera.