Las chicas de México sorprenden con empate ante Inglaterra

Es la primera vez que la selección mexicana logra puntuar en un Mundial Femenino.

México regresó doce años después a un Mundial de fútbol femenino y lo hizo puntuando por primera vez en su historia en este torneo, con un empate 1-1 con Inglaterra este lunes, mientras Japón se convirtió en el primer líder del grupo tras ganar 2-1 a Nueva Zelanda.

 

Las jugadoras aztecas sorprendieron ante una de las favoritas, gracias a un golazo desde más de treinta metros de Mónica Ocampo, que coló el balón por la escuadra de la arquera inglesa, en el que será con seguridad uno de los tantos más bellos y recordados de este torneo.

Japón, con tres puntos, se confirma como favorito a pasar a cuartos como líder del grupo, mientras que inglesas y mexicanas figuran igualadas en la segunda posición de una llave, al tiempo que Nueva Zelanda quedó como colista, aunque después de haber dado una buena imagen ante las niponas.

México, que en su primera participación en un Mundial de mujeres había perdido sus tres partidos, en Estados Unidos-1999, dio muestras de su mejoría y plantó batalla ante una de las selecciones favoritas al título.

El viernes, ante Japón, tratará de confirmar estas buenas sensaciones, consciente de que un buen resultado la dejaría muy cerca de los cuartos.

"Hoy es un día muy especial. Hemos regresado a un Mundial y lo hemos hecho como un equipo competitivo", celebró el DT del 'Tri' femenil, Leonardo Cuéllar.

El tanto de Ocampo permitió además sumar el segundo gol mexicano en la historia del torneo, acompañando al hasta ahora solitario tanto de Maribel Domínguez en el Mundial-1999, marcado a Brasil en la derrota inicial por 7-1.

"Estoy muy contenta y ante todo muy agradecida. El gol y el resultado se dio por lo que hicimos en conjunto. Ha sido un gran resultado ante un gran rival. No lo había entrenado, se dio así, dentro del juego", comentó Ocampo, elegida la mejor jugadora del partido.

Domínguez fue retirada en camilla tras un duro golpe a veinte minutos para el final, disparando todas las alarmas, pero pudo volver al campo y poco después fue sustituida, por precaución y aparentemente sin lesión, por Juana López.

En el primer partido del día, Japón, cuarto equipo en la lista FIFA, cumplió sumando los tres puntos, aunque sufrió más de lo esperado ante Nueva Zelanda, campeón de Oceanía y uno de los equipos con mayor progresión en estos años.

Las niponas sellaron su triunfo gracias a los goles de Yuki Nagasato (6) y Aya Miyama (68), mientras que para las neozelandesas habían empatado provisionalmente Amber Hearn en el minuto 12.

Las japonesas, que nunca han faltado a una fase final de esta competición, dieron un paso adelante hacia su intento de alcanzar los cuartos, su techo histórico en el torneo, algo que podrían conseguir ya en la segunda fecha, el viernes frente a México en Leverkusen.

"Conseguimos tres puntos, pero además las chicas tuvieron que trabajar duro y aprendieron una lección. Ganar un partido que estaba difícil permite sacar enseñanzas buenas", señaló el entrenador nipón, Norio Sasaki.

Nueva Zelanda, en su tercera participación en un Mundial femenino, continúa sin puntuar y ha perdido los siete partidos disputados en el torneo.

Este encuentro sirvió al menos para romper su sequía anotadora, ya que el único gol anterior se remontaba a 20 años atrás, ante China en 1991.

La segunda jornada de la llave B medirá a México y Japón el viernes en Leverkusen, mientras que Inglaterra tratará de corregir el rumbo en el siguiente partido, ante los campeones de Oceanía en Dresde.

El martes, el Mundial femenino continúa con la apertura del grupo C, en el que Colombia debuta en esta competición ante uno de los favoritos, Suecia, mientras que Estados Unidos, número uno en el ránking mundial FIFA, protagoniza ante Corea del Norte uno de los clásicos de este deporte.