Las elecciones del miedo

La distancia entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala es sólo de un punto. Hay empate y muchas acusaciones contra los candidatos.

A seis días de la segunda vuelta electoral en Perú entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala, todavía no hay nada decidido. Según las firmas encuestadoras, hay un empate técnico entre los candidatos, que apenas se llevan un punto porcentual de diferencia. El gran botín del domingo será el 20% de indecisos, que está pensando su voto basado en la pregunta: ¿A quién no quiero en el poder?

“Este es el escenario que vive hoy Perú, la campaña que mantienen los medios afines a uno u otro candidato hacen que el miedo se haya apoderado de varios sectores de la sociedad peruana. Ambos candidatos generan grandes resistencias y con el paso de las horas se revelan cosas oscuras de Fujimori y Humala. El miedo a lo que no quiero decidirá estas importantes elecciones”, explica el sociólogo Javier Luna.

El miedo por el avance de Keiko, hija del expresidente Alberto Fujimori condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, hizo que más de cien escritores, encabezados por el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, publicaran una carta expresando su rechazo “ante la amenaza que, contra la democracia y la libertad de los peruanos, supone la posible resurrección de la dictadura fujimorista”. 

Los intelectuales sostienen que “el régimen de Alberto Fujimori marcó el periodo más siniestro en la historia de nuestros gobiernos republicanos. En los últimos años, el mayor triunfo de la democracia peruana ha sido el rechazo a esa dictadura, el procesamiento judicial de sus líderes y el castigo legal a los innumerables delitos y crímenes contra la humanidad que cometió. El Perú debe rechazar una vez más la impunidad y reforzar su fe en una democracia con justicia para todos y con posibilidades de progreso dentro de un orden legítimo”.

La primera en responder a esto fue Keiko Fujimori, la candidata por Fuerza 2011 en una entrevista publicada por el diario Perú21: “Las dudas políticas que tengan sobre Alberto Fujimori son de Alberto Fujimori, no mías”.

Jaime Bayly, escritor y comentarista político, salió en su defensa y reiteró su voto por ella, además de criticar a los “intelectuales”. “¿En qué momento se obnubiló Vargas Llosa?, ahora resulta que cambia de opinión para apoyar al candidato Humala”, dijo Baily. Y agregó: “Ollanta Humala tiene las manos manchadas de sangre y algún día pagará ante la justicia. Yo elijo votar por Keiko Fujimori no basándome en sus promesas sino en su pasado. Entre un matón, un asesino y un golpista probado, y la hija de un dictador que ha perdido perdón por los crímenes de su padre, elijo votar por la hija del dictador”.

La tensión creció cuando el excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynsky, el tercero más votado en la primera vuelta, anunció su respaldo a Fujimori: “Yo voy a votar por Keiko porque el señor Humala está lleno de contradicciones”. El expresidente Alejandro Toledo respalda a Humala, su antiguo rival político. “Todos tenemos miedo y cada uno está apoyando lo que le parece el mal menor”, concluyó Luna.

últimas noticias