Las grúas no se detienen

Informe de la firma Colliers reveló que Bogotá es la cuarta ciudad de Latinoamérica donde más se hacen oficinas aunque, según un experto, su mercado no está bien definido.

Un informe presentado por la firma Colliers International reveló que Bogotá es la cuarta ciudad de América Latina donde más se construyen oficinas, aunque según el World Office Forum, en la capital del país no es clara la información del sistema inmobiliario ni tampoco su mercado, hecho que se suma a una dispersión de los inmuebles.

Al cierre de 2010, Bogotá tenía en construcción 263.270 metros cuadrados, de acuerdo con el informe de Colliers. El primer lugar en la materia lo tiene Ciudad de México, el segundo São Paulo y el tercero Río de Janeiro. Después de la capital de la República, están Santiago de Chile, San José (Costa Rica), Lima y Buenos Aires.

En el mundo, Bogotá ocupa el lugar 34 con mayor número de metros cuadrados en construcción dentro del mercado de oficinas. Frente al inventario existente en Latinoamérica, la capital de la República ocupa el sexto puesto en la región y cuenta en su haber con 1’524.449 metros cuadrados. En este listado el primer sitio lo tiene São Paulo, seguido de Ciudad de México, Río de Janeiro, Buenos Aires, Santiago de Chile y Bogotá.

Al corte de diciembre de 2003, según el estudio de Colliers, Bogotá tenía un índice de disponibilidad de oficinas del 4%, el cual llegó a 8% al cierre de 2010. El informe señaló que la región Latinoamérica tiene uno de los índices de disponibilidad de oficinas más bajo del mundo, el cual asciende a 6%. “La región latinoamericana continúa registrando robustas tasas de crecimiento”, dice un aparte del informe.

El presidente del World Office Forum, Jorge Zanoletty, le contó a El Espectador que “Bogotá no tiene un mercado definido de oficinas”. Agregó que el talón de Aquiles de éste es la falta de información consolidada para establecer con claridad la oferta y la demanda de oficinas.

“La base para que Bogotá se constituya en un centro de negocios es la creación de estructuras financieras. En la parte inmobiliaria, creo que se necesita estructura de ciudad”, manifestó Zanoletty, quien agregó que en Bogotá  es necesario un parque inmobiliario de oficinas del siglo XXI. “Los inversores institucionales están dispuestos a pagar caro, con tal de que sea bueno”, aseveró el directivo.

Zanoletty añadió que un lugar de Bogotá como la calle 26 daría las condiciones para hacer un distrito central de negocios especializado en el tema inmobiliario. “He visto buenos edificios de oficinas en Bogotá, pero están dispersos”, aseguró.

Para el presidente de la Constructora Valor, Sergio Mutis Caballero, el hecho de que grandes multinacionales estén buscando invertir en Colombia jalona la demanda de nuevas oficinas. “En esta década se requieren 100.000 metros cuadrados por año, mientras que en la pasada sólo se solicitaron 30.000”, agregó.

A su vez, Andrés Arango, presidente de la constructora Ospinas, explicó que las oficinas en Bogotá (en etapa de preventa, construcción e inventario de obra) están localizadas en tres polos principales, como la calle 116 y en los sectores de Chicó y Salitre. Agregó que en este momento Bogotá tiene 209.000 metros cuadrados disponibles en oficinas, de los cuales se están tomando 8.000 mensualmente.

Temas relacionados
últimas noticias