Las prioridades de Vargas Lleras

El mininterior Germán Vargas Lleras dijo que sus metas inmediatas son la reforma a la justicia y la eliminación de la Comisión de Acusación y de la Dirección de Estupefacientes. Se abre paso la doble instancia para juzgar a congresistas.

El cumplimiento total de la agenda de gobierno más ambiciosa de los últimos años ante el Congreso de la República, con la que se logró la aprobación de más de 50 proyectos de ley y actos legislativos que son la base jurídica de la prosperidad democrática con la que se comprometió el presidente Juan Manuel Santos, no fue argumento suficiente para que el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, diera por cumplida su tarea. Ahora emprende el reto de sacar adelante la reforma a la justicia en compañía del recién nombrado ministro de la Justicia y el Derecho, Juan Carlos Esguerra.

Además, como jefe de la cartera política, Vargas Lleras tiene el reto de lograr que las elecciones regionales de octubre se lleven a cabo con total normalidad y romper de tajo la alianza entre delincuencia y política que históricamente ha afectado la vida pública nacional. Estos son algunos de los temas sobre los cuales se refirió el ministro del Interior en la entrevista entregada a la gran alianza informativa de El Espectador, Caracol Radio y Canal Caracol.

Sin duda, la prioridad es la justicia. Vargas Lleras dio a conocer algunos de los temas que serán abordados en esta reforma constitucional, entre ellos la eliminación de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, sobre la cual informó que “tiene unos 1.100 procesos pendientes y queremos superar el retraso en la jurisdicción”. El ministro abrió la posibilidad de crear un tribunal especial para funcionarios aforados y la doble instancia para el juzgamiento de los congresistas, de la cual explicó que el proceso investigativo lo adelantará la Fiscalía y la Sala Penal de la Corte Suprema emitirá fallo en primera instancia, y la segunda la adelantarán las salas Civil y Laboral.

El tema penitenciario es otra de las prioridades de Vargas Lleras, a la reforma al Inpec, que se está tramitando con base en las facultades extraordinarias que le otorgó el Congreso al presidente Santos, se suma la construcción y el traslado de algunos centros de reclusión. “Este miércoles se suscribirá un convenio con la Corporación Andina de Fomento para construir nuevos centros penitenciarios para implementar 25 mil nuevos cupos para internos (…), ya están listos los predios cerca de la cárcel La Picota para llevar allí a los detenidos de las cárceles Modelo, Distrital y Buen Pastor”.

Las elecciones de octubre, en las que se escogerán los próximos gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, es otra de las prioridades. Anunció que a más tardar esta semana entrará en vigencia la reforma política que ya fue declarada exequible por la Corte Constitucional y tiene como fin principal evitar que las organizaciones delictivas coopten el poder político regional. “Con esta reforma las reglas de las elecciones han cambiado. Las empresas privadas no podrán financiar más del 2% de una campaña y si así lo hicieran no podrán contratar en esas regiones. Además, se dará vía libre la presentación de candidatos en coalición por varios partidos políticos”, explicó el ministro.

Planteó la responsabilidad de los partidos políticos en el proceso de depuración política: “Nosotros tenemos una lista de candidatos a quienes recomendamos no entregarle el aval. Es una decisión política de cada partido darles el aval o no a aspirantes con problemas, previa advertencia del Gobierno”, dijo Vargas Lleras.

Aunque habló de frente sobre casi todos los temas sobre los cuales fue cuestionado, por su condición de ministro tuvo que ‘sacarle el cuerpo’ al debate político. “A mí me gustaría estar en la primera línea de fuego del debate político, pero no puedo ahora en mi calidad de ministro”, dijo. Tal es su restricción, que al preguntarle sobre sus constantes diferencias con el expresidente Álvaro Uribe Vélez sólo atinó a decir “deje así”.