Latinoamérica, a mitad de camino

Aunque una encuesta realizada por Symantec reveló que el 75% de las organizaciones analizan la adopción de la virtualización de sus sistemas y el uso de la nube para almacenar información, son pocas las que dan el paso decisivo.

La existencia de disparidades entre las expectativas y la realidad de las empresas a la hora de implementar soluciones de cómputo en la nube y la virtualización, es la principal conclusión de la encuesta de Symantec, aplicada a más de 3.700 organizaciones de 35 países, entre ellos Colombia.

El estudio también revela la preocupación de los directivos para trasladar aplicaciones críticas de negocios a entornos virtuales (debido a los desafíos que aún se presentan en seguridad, disponibilidad y rendimiento).

Un punto clave en el análisis fue la discrepancia entre las soluciones que esperan los ejecutivos y lo que verdaderamente ofrece la red. Esta situación deja al descubierto la poca comunicación que hay dentro de las organizaciones, pues si bien existe la voluntad de los directivos de desarrollar proyectos de nube compartida, al momento de implementar los servicios no cuentan con una asesoría idónea del departamento de sistemas.

Las empresas están aún conociendo de qué son capaces estas tecnologías y cómo superar los desafíos. Prueba de ello es que los proyectos de virtualización son los más exitosos entre las organizaciones. En el estudio tan sólo hubo una diferencia de 4% entre los objetivos esperados y los alcanzados.

Por otro lado, el déficit en la virtualización de almacenamiento fue de 33%, con resultados poco favorables en cuanto a la agilidad y reducción de gastos operativos. En este caso la investigación reveló una diferencia del 26% entre las metas deseadas y las logradas.

Para el 77% de las empresas, el almacenamiento es un servicio privado, así que la implementación de iniciativas en este campo presenta un reto, ya que no cumple las expectativas en 37%.

Lo primero que están sistematizando las empresas son las aplicaciones críticas de negocio, tales como bases de datos, correo electrónico, calendarios, herramientas de inteligencia de negocios y procesos contables y financieros.

Sin embargo, las corporaciones no potencializan las tecnologías de nubes híbridas privadas para estas aplicaciones. Los encuestados manifestaron que el no uso de los servicios se debe a que a los empresarios les preocupan el secuestro de cuentas, la vulnerabilidad de autenticación, acceso y la recuperación de información en caso de desastres o encriptación.

Según Rafael García, gerente regional de Producto de Symantec, la calidad del servicio y la seguridad son los principales desafíos que deben superar las empresas que ofrecen la virtualización y las tecnologías de nubes privadas. “A medida que estas soluciones se masifiquen, el costo y el rendimiento del almacenamiento se volverá una prioridad”.

De hecho, el 56% de los encuestados confirmaron que el valor del almacenamiento aumentó algo o significativamente con la virtualización de los servidores.

Las compañías que en este momento se encuentran implementando estas tecnologías aseguran que las tres razones principales que las motivaron a llevar a cabo este proceso son la reducción de gastos operativos, mejorar el rendimiento de almacenamiento y prepararse para recuperar información en caso de una catástrofe. La evolución de las TI en las empresas tiene muchos retos, pero también grandes beneficios. A pesar de las inquietudes, la mayoría de ellas ya entraron en la onda y en un futuro no muy lejano el cómputo en la nube será una realidad.

Empresa colombiana está construyendo nube propia de internet

Cuando un usuario descarga algún video de la web, antes de visualizarlo debe esperar a que la información viaje a largas distancias y pase por sistemas de interconexión hacia los grandes centros de tráfico internacional de internet, que se concentran en Estados Unidos, Asia y Europa, mientras que Latinoamérica representa sólo el 7,3% del tráfico y tiene una velocidad de conexión en promedio de 1,5 Mbps —un tercio de la media mundial (4,5 Mbps)—.

Internexa, empresa de ISA que desarrolla infraestructura de conectividad en telecomunicaciones, anunció el lanzamiento de una iniciativa para migrar hacia Centro y Suramérica contenidos digitales producidos por grandes operadores de contenido en el mundo.

A través de un centro de datos que opera en el país, y próximamente otro en Brasil, según Genaro Martínez Domínguez, gerente general de la compañía, “la región tendrá una verdadera internet y se mejorarán los rendimientos de los servicios de los proveedores de acceso, que finalmente podrán trasladar ese impacto a sus usuarios finales, beneficiando a las personas que utilizan banda ancha”.

Para este proyecto la empresa ha invertido en el presente quinquenio más de US$150 millones”.

Caja fuerte en la Red

Bancos, superintendencias, ministerios, notarías, empresas de petróleos y constructoras del país han optado por digitalizar sus documentos y almacenar esta información en una caja fuerte virtual.

 Según Rodolfo Lomascolo Szittyay, vicepresidente  de desarrollo de negocio de STS Group, empresa europea desarrolladora de este tipo de software, “las compañías colombianas se están dando cuenta de que se pueden ahorrar un 25% digitalizando sus documentos en vez de mantenerlos en papel, y que la mejor opción es buscar una nube de seguridad virtual para reemplazar la función del  disco duro o memorias USB que  pueden ser infectados por virus y tienen límites de almacenamiento”.

Daniel Franco, representante de la empresa colombiana  Secure Data, “el sello legal de la caja fuerte en Colombia tiene un costo de $280.000 anuales, y cada año debe renovarse”. También agregó que  por cada  20 hojas, el almacenamiento tiene un valor de $170.
 

Temas relacionados