Le llegó la hora de la verdad a los Bulls

¿Podrá el mejor equipo de la NBA consagrarse como campeón y hacer recordar a aquel quinteto de Jordan y Pippen?

Este sábado el universo de la NBA se paraliza y para los amantes de este deporte comienza la época esperada: los Playoffs. Los expertos se preguntan si en este punto donde la veteranía es un factor determinante, las figuras de los Bulls llevarán su ímpetu y dominio en esta instancia.

El cierre de temporada de los Bulls fue excelente. Sumaron 62 victorias, una racha de nueve partidos seguidos ganados y 21 de los últimos 23.

Es la sexta vez en la historia de los Bulls que el equipo termina la temporada regular con marca de 60 o más victorias. En las otras cinco, el equipo terminó ganando el anillo de campeón de la NBA, la última vez en la campaña de 1997-98 liderados por Michael Jordan. De esta manera, los Bulls llegan a los Playoffs como el mejor equipo del Este y de la NBA, por primera vez desde el año 1998.

Los Pacers, un rival de rutina

Los de Indiana, por otra parte, no llegaban a este punto desde el 2006. ¿Habrá sorpresa? Definitivamente no.

Para los Bulls, el hecho que hayan acabado por encima de Miami y Boston hace que sean respetados en el mundo de la NBA. Además, los Pacers tienen un potencial limitado, que se clasificó más por pertenecer a una conferencia mediocre como la del Este y a los desaciertos de sus rivales, que por sus propios méritos.

Los Bulls cuentan con el favorito al premio de MVP de la temporada, Derrick Rose. Sí, este año hay que olvidarse de Kobe, Wade y LeBron y darle la bienvenida a esta nueva sangre.

Chicago cuenta con una gran profundidad en su banca, aspecto que no tienen los Pacers, y si todos están saludables en el quinteto titular, será complicado detenerlos. Y lo digo por la salud de Carlos Boozer que va y viene.

Los Bulls tienen que parar a Danny Granger, la estrella de Indiana, y para eso tienen a Luol Deng, quien se ha convertido en la sombra de jugadores como Rose, Noah y Boozer.

Si Indiana
quiere alargar la serie un poco, debe minimizar las cestas de Rose, para que acabe con un porcentaje bajo hacia el aro. Hansbrough y Hibbert deben jugar de tu a tu con Boozer y Noah. Se ve que son bastantes combinaciones las que tienen que hacer los de Indiana.

La eliminatoria para los Bulls debería servir para entrar en tiempo de Playoff sin demasiados agobios, y sin forzar demasiado la máquina, ya que este equipo comenzará a competir de verdad a partir de la siguiente eliminatoria.

Para Indiana esta presencia en PO es un premio, y harían bien en disfrutar de la experiencia y aprovechar para que sus jóvenes rompan mano de cara a próximas temporadas.